Aduanas chinas interceptan un cargamento récord de marfil de contrabando

Las fuerzas de seguridad de China interceptaron 7,48 toneladas de colmillos de marfil de contrabando, lo que supone la mayor incautación "de los últimos años" en el país asiático, anunciaron las autoridades locales.

    
El subdirector de la Administración General de Aduanas, Hu Wei, indicó en una rueda de prensa que esta operación a gran escala, llevada a cabo el pasado 30 de marzo, se saldó con la desarticulación de un "grupo criminal internacional que traficó con marfil durante mucho tiempo".
El resultado de más de dos meses de investigación fue la detención de más de veinte sospechosos y la confiscación de 2.748 piezas de marfil.
    
La operación se efectuó de manera coordinada en ciudades como Pekín o Qingdao, y en ella participaron 36 equipos policiales con 238 agentes, explicó el director de la oficina anticontrabando de la institución, Sun Zhijie.
    

Según los datos de Aduanas, este año ya se han incautado 8,48 toneladas de marfil y de productos de marfil, así como 500 toneladas de animales y plantas en peligro de extinción.

    
Durante los tres primeros meses del año, las autoridades chinas han investigado 182 casos de contrabando de especies protegidas que involucraban a 171 sospechosos.