Los descongestionantes nasales causan "adicción"

Los medicamentos que se pueden comprar sin receta médica, porque sean sin receta, no significa que los puedas usar como quieras. 

La congestión nasal es esa sensación molesta que causa que tengas esa dificultad para respirar cómodamente. La congestión nasal está relacionada con la inflamación de la mucosa junto con procesos de vasodilatación.
Cuando tienes esta congestión nasal es muy frecuente utilizar los espráis descongestionantes. Estos espráis contienen los principios activos oximetazolina, xilometazolina, o como los sueles conocer como Utabon, Respibien, Rhinospray, Respir, etc.
Los descongestionantes nasales son medicamentos seguros que te permiten aliviar esos síntomas de congestión nasal. Estos espráis tienen una función rápida y se aplican generalmente una o dos veces al día, ya que tienen un efecto de alta duración.
Estos descongestionantes solo deben usarse durante un periodo máximo de 3 días. Los usos mantenidos en el tiempo o durante más de 5-7 días pueden provocar rinitis medicamentosa o lo que conoces como el "efecto rebote".

El uso continuo de los descongestionantes nasales provoca que tu mucosa nasal se inflame como respuesta a la aplicación continua de este medicamento, generando rinitis. Por eso, cada vez necesitarás más dosis para obtener el mismo alivio entrando en un ciclo vicioso en donde no puedes de dejar de usar el descongestionante nasal.
Una vez te encuentras en este ciclo de inflamación continua, cuando intentas suspender el spray notas una congestión nasal muy incómoda y fuerte que provoca que vuelvas a usar nuevamente el medicamento. Con el tiempo, estas rinitis medicamentosas pueden generar rinitis crónicas.
Los pacientes que utilizan de forma exagerada estos espráis generan ese “enganche a la descongestión” que se produce.
Es importante comentar que el problema no está en el medicamento, sino en el uso continuado e innecesario. 
 
Si era poco el efecto "adictivo", estos medicamentos pueden generar hipertensión arterial, ansiedad y dolor de cabeza.
Para intentar salir de este ciclo debes hacerlo de forma paulatina. Reduce poco a poco la aplicación del medicamento y combina alternativas naturales para la congestión nasal.
Los descongestionantes nasales por vía oral como la efedrina o fenilefrina no generan este efecto rebote y puedes usarlo, aunque eso sí, bajo control farmacéutico y durante poco tiempo.
Como farmacéutico te recomiendo:
1. Puedes usar estos espráis siempre que lo hagas durante pocos días y como te indica tu farmacéutico.
2. Combina estos espráis con lavados nasales de suero fisiológico o agua de mar.
3. Mantente hidratado.
4. Puedes usar vahos de eucalipto o menta.
5. Los humificadores pueden resultarte útiles.
6. Si tras 5 días continuas con congestión nasal, solo usa el agua de mar o el suero fisiológico.
7. Acude a tu medico si tu congestión nasal no mejora o si intentas dejar el descongestionante y no obtienes resultado.
Confía siempre en tu farmacéutico y en el consejo que te da.