Un bañito diferente en la isla de la calma

Si hay algo que nos gusta a los canarios es
perdernos con nuestro bocadillo en búsqueda de
algún lugar especial y, si es al lado de la costa y
en forma de charco, mucho mejor.

La palabra “disfrutar” cobra sentido cuando la
combinación de sol, mar y paisaje están a golpe
de vista y de nuestra piel. 



La zona norte de la isla del Hierro, llamada también isla de la calma, cobra sentido cuando contemplas las horas pasar mientras disfrutas de su entorno.

Y es que sin más preámbulos, tienen que saber que la zona norte de la islita más meridional de todo el archipiélago canario es un auténtico tesoro en cuanto a zonas de baño se refiere. Una de las más conocidas en la piscina natural de
La Maceta
, reúne todos los requisitos de cualquier bañista, la mejor hora era para darse un buen chapuzón es sin duda a primera hora de la mañana.
Image

Piscinas naturales de La Maceta, El Hierro | JORGE MORENO

Aunque he de confesar una cosa: el mejor rincón
no son sus piscinas, sino la formación
semicircular a la derecha de la zona de los
bañistas que nos permitió ver Los Roques del
Salmor
desde una perspectiva diferente y preciosa.
Image

Piscinas naturales de La Maceta, El Hierro | JORGE MORENO

Y como no, uno de los charcos que se ha vuelto viral gracias a la red social de instagram, El Charco Azul, donde podrás sacar fotos preciosas como éstas. 
Image

Piscinas naturales de Charco Azul, El Hierro | JORGE MORENO

Y la más especial y deseada de todas las playas en el Hierro, la playa de el Veroda, situada en el límite de La Frontera, justo cerquita del Faro de Orchilla. 
Es una playa muy atípica, y es sin lugar a dudas la playa más grande de la isla, y además es la única que cuenta con arena natural de un precioso tono rojizo. (por ese motivo me parece la más especial).
Image

Playa el Verodal, El Hierro | JORGE MORENO