El Caribe te espera, aquí y ahora. ¡Dale al play!

Hablar de esta increíble experiencia es poco al lado de todo lo que viví, y no hay mejor opción que mostrárselos mediante un vídeo. Tener la certeza que vas a sumergirte en un continuo vaivén de aventuras, una detrás de la otra, es pura adrenalina.

Muchas veces huimos de la rutina, y de los esfuerzos cotidianos que solemos hacer cuando somos personas independientes, quizás por eso, vivir aunque fuera por una semana como una reina, dónde mi única preocupación era disfrutar cada segundo del viaje, no se sentía nada mal. Ahora puede ser que entienda a muchas personas a la hora de decantarse por otras alternativas turísticas que no sean un road trip o un viaje más cultural, pues hay momentos en los que necesitas desconexión total y que lo hagan todo por tí.
Así que yo encantada me dispuse a saborear un gran viaje gracias a mi compañero Óliver Vegas y Royal Caribbean.
*Si no quieres perderte cómo es vivir en un crucero, no te pierdas mi último artículo donde hablo y te explico todo lo necesario para disponerte a vivirlo ----> Mi primera vez en un crucero

Image

Orient Beach, parte francesa, isla de St. Maarten | OLIVER VEGAS



1.  St. Maarten.

Un paraíso isleño con atracciones únicas.

Puntos de interés en la isla de St. Maarten | MARTA PURRIÑOS

St. Maarten es el primer destino del crucero por el caribe del Royal Caribbean Allure of the seas. Es una de las tantas islas coloniales del país holandés, que digo, es una isla con dos culturas, pues tiene una parte holandesa y otra francesa, esto lo ha permitido abrirse nuevos caminos gracias al idioma.
Pensar que después de estar casi tres días en alta mar, vislumbrar en el horizonte montañas teñidas de verde y casitas blancas es haber encontrado el paraíso, y mucho más experimentar la mezcla de culturas con su gente tan risueña, sus paisajes tropicales exuberantes y una extensa selección de restaurantes y tiendas libres de impuestos.
Por una parte me recordó por la similitud del ambiente a Lanzarote, y no por la carencia de volcanes rojizos, sino por buscar y encontrar el equilibrio con su entorno y la naturaleza.
Image

Zona Caye Château | MARTA PURRIÑOS

Cuando nos bajamos del mar, en el Puerto de Philipsburg, lo primero que vimos fue una palestra de animales que a primera vista impresionaba: arañas gigantes, lagartos, gallinas… sentí como si hubiese retrocedido en el pasado y estuviese en los años ’50, dónde el transporte público era el principal medio de ida y venida y dónde las casas eran muy humildes y sencillas.
Aunque por otro lado, siempre obtenemos en cada destino turístico la contra partida del lujo, pues como pueden observar en muchas de las fotografías, las casas que se alojan en la costa son muy bonitas y no carecen de lujo precisamente.
Óliver y yo, optamos por coger un taxi que nos llevase hasta Maho Beach, la playa dónde aterrizan los aviones muy cerquita de la costa y prometió ser genial la verdad.
Más tarde nos fuimos a un pequeño velero y cruzamos costas caribeñas para disfrutar de sus aguas más cálidas y de sus preciosas vistas.
Image

Orient Beach, parte francesa, isla de St. Maarten | MARTA PURRIÑOS

EXCURSIONES
1. Participar en una competición a velero en Stars and Stripes tras haber dado una clase magistral con los mejores marineros de aguas caribeñas. 

2. Explora la Bahía Oriente, equivalente a la Riviera francesa del Caribe, que ostenta más de 2,4 kilómetros de playas de arenas blancas.

3. Admira la delicada naturaleza y deslumbrantes colores de cientos de mariposas durante una visita a la concurrida Granja de Mariposas de St. Maarten.

4. Da un paseo en kayak por las lagunas de agua salada y descubre airones, chorlitos, garzas y pelícanos.

5. Descubre el mundo submarino de los arrecifes de coral y peces exóticos mientras realizas una expedición de buceo con esnórquel por los restos de innumerables naufragios en Shipwreck Cove.

6. Disfrutar de Maho Beach y sus aviones.

7. Paseo en caballo por sus playas.

Image
Image

Maho Beach | MARTA PURRIÑOS

2. Puerto Rico
2.1 Old San Juan
Cuando llegas al Puerto de San Juan, capital de Puerto Rico, una sensación de adrenalina te sube por la espina dorsal, sino me creen, vayan y compruébenlo por ustedes mismos. Nada más pisar tierra puertorriqueña el sonido posee tu cuerpo, la comida llena tu barriguita y el deje de su gente es como melodía para tus oídos.
Pura pasión e historia nos esperó en la ciudad, dónde recordé sin preámbulos mi Santa Cruz de Tenerife, pues mis piernas acostumbradas a sus calles empinadas no me supusieron un gran esfuerzo, y ver toda la paleta de colores en sus pintorescas casas era como estar en mi propio barrio, en el Toscal.
Cierto es, que no tuvimos mucho tiempo para explorar toda la ciudad, pues tuvimos la gran suerte de poder disfrutar del Yunque, uno de los parques tropicales naturales más importantes de la isla, por lo que Royal Caribbean pensó que lo más productivo sería explorar la vieja San Juan.

PUERTO RICO ME LO REGALÓ. Y SE FORMÓ LA GOZADERA -Gente de zona



Puntos principales de interés turístico | MARTA PURRIÑOS

LUGARES QUE VER:

1. San Felipe El Morro

2.  Museo de Casa Blanca y sus jardines

3. Cuartel de Ballaja

4. Plaza del Quinto Centenario

5. Iglesia de San José

6. Catedral de San Juan

7. Capilla de Cristo

8. Puerta nacionalista en San José

9. Recorrer en bicicleta el maravilloso paisaje de la Reserva Piñones, donde podrás tener las vistas más espectaculares de la isla.

Image
* Para comer, tuvimos muchas opciones, porque en cualquier esquina hay bares o restaurantes, en un golpe de vista puedes apreciar en su carta lo que ofrecen. Mi recomendación es que aproveches y pruebes comida local, sobretodo el plato llamado “mofongo“, delicioso!
Image

Puerta honorífica al nacionalismo puertorriqueño | OLIVER VEGAS

Tengo que reconocer que uno de los momentos que más recordaré en la vieja San Juan, fue recorrer como si no hubiese un mañana las calles para encontrar el famoso mural en honor al nacionalismo Puertorriqueño, y que gracias a las indicaciones de los ciudadanos pudimos encontrar justo antes de partir hacia Haití.
2.2 El Yunque

YOU’RE STILL ALIVE NATURE IS ALWAYS INSIDE OF ALL US


Mi visita al Yunque National Forest fue uno de los mejores momentos en todo el viaje sin dudarlo. Nada más llegar a puerto, una guagua con aspecto “old school” nos esperaba para dar rumbo hacia el este de la isla puertorriqueña.
Durante los casi 40 minutos que se tarda y sus casi 47 km recorridos, pudimos Óliver y yo ver diferentes paisajes, desde el mar, hasta la montaña, pueblitos muy humildes y una llanura más que espectacular, aunque más lo fue cuando la guagua comenzó a meterse por calles muy estrechas entre casas y puso rumbo hacia el bosque. Pura pendiente rodeada de muchos árboles, se sentía que la naturaleza se apodera del ambiente.
Image

Vereda de los árboles grandes | OLIVER VEGAS


Nosotros hicimos una caminata por Vereda de los árboles grandes para ver La Coca Waterfalls, unas cascadas muy famosas que dicen son el epicentro del bosque, pero por suerte o desgracia, algunos de nuestro equipo, incluida yo, nos quedamos a mitad porque nos desvíamos del recorrido frente a la abundante y exuberante naturaleza.
Directamente, caí rendida ante la magia del lugar, cuando en mitad de la excursión sentí la llueve torrencial caer en mi piel, sólo pude pararme y disfrutar de ese momento único, quizás fuera ese instante cuando me diese cuenta que la esencia del Yunque se encuentra en la prístina de los sonidos, la tranquilidad y su ecosistema.
Image

Tormenta tropical entre bambúes | OLIVER VEGAS

QUÉ VER

1. La Coca Waterfalls Entraba en nuestro tour 

2. La Mina Waterfalls

3. Vereda de los árboles grandes Entraba en nuestro tour

4. Torre Yokahú

Image

Vereda de los árboles grandes | OLIVER VEGAS

QUÉ LLEVAR

  • Cámara
  • Dinero en efectivo
  • Tu identificación
  • Crema solar
  • Toallas
  • Repelente de insectos
  • Chubasquero
  • Sombero y gafas de sol
  • Zapatos cómodo

3. North Labadee
El último destino en disfrutar es en la zona de Haití.

Miles de aventuras te esperan, es la tierra de las mil y una actividades.

Es sin más un complejo turístico costero privado de la compañía naviera Royal Caribbean, allí hay playas paradisíacas, calas, arrecifes de coral y bahías de poca profundidad rodeados por montañas boscosas.
Sin lugar a dudas un lugar para relajarse y recargarse las energías, o bien por el contrario, como yo, aprovechar la variedad de deportes acuáticos y actividades, entre ellas, la famosa tirolina.
Image

Zona de climbling| MARTA PURRIÑOS
Fue uno de los destinos más divertidos, debido a la gran oferta en cuanto a deporte se refiere, nosotros pudimos hacer tirolina, snorkel y montar en motos de agua, una real experiencia para recordar siempre.

Oferta alojativa

1. Desciende por la Dragon's Breath Flight Line, la tirolina sobre agua más larga del mundo. 

2. Combate el calor en el emocionante tobogán de agua Dragon's Splash de 90 metros de largo que da 10 vueltas y giros, y termina en la Cueva de Colón.Es la atracción fundamental para la diversión familiar.

3. Siente la emoción de deslizarte a 48 km/h en la montaña rusa Dragon's Tail, un recorrido emocionante que presenta algunas de las mejores vistas de nuestra playa privada.

4. Relájate en un ambiente más privado en las cabañas de lujo con vista al mar hacia la acción de la Nellie's Beach.Todas las cabañas de lujo incluyen 2 colchonetas flotantes, almuerzo tipo bufé en el café Columbus Cove, el Dragon's Café o el Café Labadee, enfriador de agua con 6 botellas de agua, uso de toallas de playa y servicio de un asistente para cada cabaña.

5. Empápate de sol mientras flotas sobre las suaves olas en una colchoneta de playa.

6. Disfruta del Parque acuático Arawak lleno de diversión mientras saltas y te deslizas sobre trampolines, toboganes de agua, un tronco rotatorio y muchos otros juguetes acuáticos inflables flotantes.

7. Elige entre varios lugares para cenar al aire libre que ofrecen una deliciosa selección de carnes, hamburguesas a la parrilla, hot dogs, frutas, verduras y bebidas refrescantes.El servicio de bar es de fácil acceso en todo Labadee®.



Image

Snorkel en la bahía de coral de Labadee | OLIVER VEGAS