Canarias necesita 2.000 docentes más en los centros de Infantil y Primaria

El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza (STEC) ha denunciado hoy que el 77 por ciento de los centros de Infantil y Primaria de Canarias considera "insuficiente" la actual plantilla de docentes, lo que "perjudica al alumnado más vulnerable y necesitado de apoyo escolar".  Para alcanzar la media estatal respecto al alumnado existente, haría falta incrementar la plantilla en unos 2.000 docentes, algo "imposible con ese presupuesto", indica el representante del STEC, Fernando Pellicer.

El STEC ha realizado un sondeo en 60 centros educativos de Infantil y Primaria de todo el Archipiélago en relación a la actual plantilla docente existente. Los resultados muestran claramente que el 77 por ciento considera insuficiente la actual dotación de docentes que la Consejería de Educación impone, de acuerdo a un Catálogo de Plantillas que data del año 2002 y que la Administración regional "no ha querido renegociar", ha dicho Pellicer. 

Entre las demandas más reiteradas por parte de los centros educativos se encuentra el incremento del profesorado de Necesidades Educativas Especiales (maestros de Pedagogía Terapéutica, orientadores y, especialmente, logopedas), así como el incremento del número de docentes en general, a fin de atender adecuadamente las diferentes especialidades y las necesidades de apoyo específico que requiere una parte del alumnado con desajustes de aprendizaje de algún tipo.

Esta situación perjudica al alumnado más vulnerable, y "atenta directamente contra uno de los valores fundamentales de nuestro Sistema Educativo (todos los informes internacionales así lo recalcan) como es el de la equidad y la igualdad de oportunidades que ofrece pese a las diferencias sociales de partida", según el STEC.

Pellicer ha denunciado la escasa inversión presupuestaria en educación, que asciende a 42 millones de euros en 2017, cifra "insuficiente para contratar los docentes necesarios".

Presupuesto
La Ley Canaria de Educación, aprobada en 2014, establece que el presupuesto educativo deberá incrementarse progresivamente todos los años para poder alcanzar en 2022 el objetivo de inversión del 5 por ciento del Producto Interior Bruto. 
Para lograrlo, el presupuesto en Educación para 2017 tendría que haberse incrementado en unos 372 millones de euros. 
Por todo ello, el STEC considera que el Gobierno de Canarias debe reconocer las demandas de los centros educativos del archipiélago sobre plantillas docentes se refiere y renegociar el Catálogo de Plantillas de 2002, e incrementar la inversión en materia educativa.