Encuentro intenso por videoconferencia de los presidentes autonómicos por el coronavirus

La videoconferencia de presidentes autonómicos, convocada por el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, para garantizar una coordinación al más alto nivel en la respuesta "conjunta, urgente y necesaria" al coronavirus ha comenzado pasadas las 10:30 horas de este domingo.

Un día después de que el Gobierno aprobara la declaración de estado de alarma en todo el país durante 15 días, Sánchez se reúne por vía telemática con los 17 presidentes autonómicos para explicarles las medidas del real decreto y con el propósito de conseguir "desde la unidad, la máxima coordinación y el liderazgo pleno", según reveló en la comparecencia posterior al Consejo de Ministro extraordinario.

La reunión de este domingo, que no se pudo celebrar el sábado como estaba previsto por la larga duración del Consejo de Ministros (siete horas), viene marcada por las advertencias de Cataluña y el País Vasco, que ya han dejado claro que las medidas que adopte el Gobierno no pueden invadir las competencias autonómicas, como sanidad y policía autonómica.
Hoy, la intención de Sánchez es trasladar "con detalle" a los presidentes las acciones que el Consejo de Ministros ha decretado, pero también escuchar sus sugerencias en torno a las medidas que se irán aplicando, en función de los posibles escenarios de la emergencia sanitaria.
"Todos y cada uno de los presidentes deberán dejar a un lado sus diferencias, para situarse detrás del Gobierno de España y centrarse en una única misión: entre todas y todos vencer al virus. No hay colores políticos, no hay ideologías, no hay territorios. Nuestros ciudadanos son lo primero", subrayó el jefe del Ejecutivo en su comparecencia.

Coordinación, cooperación y colaboración

Sánchez se comprometió a que los principios que guiarán la acción del Gobierno durante las próximas semanas con el conjunto de presidentes autonómicos serán tres: coordinación, cooperación y colaboración. "En definitiva: la unión", ha dicho.
A partir de este principio de unidad de fuerzas y objetivos se analizará lo que ocurre en cada territorio y se tomarán las medidas adecuadas en función de la fase de propagación.
Pese a las buenas intenciones, la Generalitat de Cataluña y el Gobierno del País Vasco ya han trasladado sus exigencias.
Este sábado, la portavoz del gobierno catalán, Meritxell Budó, y el conseller de Interior, Miquel Buch, criticaron que Sánchez no hubiese respondido a su petición de confinar Cataluña y rechazaron la hipotética "confiscación" de competencias por parte del Ejecutivo central.
También ayer y ante la posibilidad de que el Consejo de Ministros decidiera imponer el "mando único", el lehendakari, Íñigo Urkullu, pidió a Sánchez que tuviera en consideración "el modelo territorial y el autogobierno vasco" a la hora de aprobar medidas excepcionales.
De hecho, el portavoz de su Ejecutivo, Josu Erkoreka, precisó que si el Gobierno central se atribuyera "todas" las competencias en materia de seguridad y salud "sería un 155".