Sánchez: La 'desescalada' del confinamiento será como pronto en dos semanas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha advertido este domingo de que España sigue en "confinamiento general" por la pandemia del coronavirus y ha dejado claro que lo que los técnicos llaman "desescalada" se producirá como pronto dentro de dos semanas y "de forma progresiva y cautelosa".

Sánchez, en una comparecencia telemática en el Palacio de Moncloa tras una videoconferencia con los presidentes autonómicos, no ha descartado que tras el fin de las restricciones actuales, el 26 de este mes, puedan mantenerse o reforzarlas, porque lo importante es la salud, ha enfatizado.
"No estamos entrando en la segunda fase" porque "prosigue el estado de alarma y continúa el confinamiento general", ha insistido Sánchez. 
Todo dependerá de la evolución de la pandemia que, a día de hoy, ya se ha cobrado la vida de cerca de 17.000 personas en España aunque, según el presidente, hay datos "alentadores" que permiten afirmar que se han dado los "primeros pasos decisivos" hacia una victoria en la lucha contra la COVID-19. Esos datos no están recogiendo aún los efectos de la hibernación de las actividades económicas no esenciales que "deberían comenzar a notarse a mediados de la semana próxima", ha añadido.
Sánchez ha garantizado que la recuperación de esas actividades a partir de este lunes se hará con todas las medidas de protección y seguridad necesarias para los trabajadores que retornen a sus puestos de trabajo. Todos ellos contarán con mascarillas en circunstancias en las que se requieran, como en los transportes públicos, que serán distribuidas por los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, ha asegurado.

El presidente también ha avanzado su intención de poner en marcha "cuanto antes" el llamado ingreso mínimo vital

El presidente también ha avanzado su intención de poner en marcha "cuanto antes" el llamado ingreso mínimo vital, iniciativa que responde a un acuerdo de legislatura pactado entre las dos fuerzas políticas que conforman el Gobierno ya antes del estallido de la pandemia, y para la espera contar con el aval de agentes sociales y fuerzas políticas.
Junto al frente sanitario, el Ejecutivo prepara también otras medidas en el frente económico y social para la futura recuperación del país, un objetivo para el que ha vuelto a lanzar un llamamiento a la unidad y a la "desescalada urgente" de la tensión política. De hecho, ha anunciado que antes de que concluya la próxima semana espera que se celebre una primera reunión para impulsar unos nuevos Pactos de la Moncloa que sienten las bases de la reconstrucción del país.