Los objetivos de Sánchez pasan por un gran pacto de "arrimar el hombro"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha convocado a todos los partidos políticos la semana que viene para iniciar el diálogo en busca de un "gran acuerdo" económico y social para la reconstrucción del país tras el coronavirus.

En su intervención en el Congreso en el debate para una nueva prórroga del estado de alarma, Sánchez ha señalado que quiere integrar en ese gran pacto a los agentes sociales, a los presidentes autonómicos y a las fuerzas que "estén dispuestas a arrimar el hombro".

"¿Están dispuestos? Yo lo estoy; solo les pido lo que les puedo ofrecer, unidad y lealtad", ha dicho.

En esa llamada a "arrimar el hombro", el presidente ha citado, en concreto, a empresarios, sindicatos, comunidades autónomas, diputaciones provinciales y ayuntamientos.

"No podemos llegar tarde a la crisis económica y social que tenemos ya encima", ha subrayado el presidente, que ha apelado a reaccionar "pronto y unidos".
Y en ese sentido, ha explicado, hizo la propuesta de nuevos pactos de la Moncloa, que "solemnemente" ha querido reiterar este jueves ante la Cámara Baja.
Sánchez ha esbozado cómo los trabajadores sanitarios, los policías y los militares combaten unidos frente al virus mientras que las familias se recluyen unidas. "Y si la crisis pone en riesgo a todos, ¿qué sentido tiene la división, a quién beneficia?", se ha preguntado.
El virus ha supuesto a nivel mundial una triple crisis: sanitaria, social y económica pero España es el único país donde la pandemia ha abierto una "cuarta crisis: la política".
Y ha basado su reflexión en cabeceras de periódicos como el Financial Times, diario que, según sus palabras, ha informado de que mientras la pandemia ha minimizado rivalidades políticas, en España "ha servido para enconar".

El presidente ha insistido en que este es el momento de la "unidad de acción, también a nivel europeo".

Y ha exigido que las decisiones que se tomen "no pueden estar regidas por el castigo a supuestas economías menores" porque esta crisis "no tiene culpables".
Esta crisis, ha dicho, "no distingue entre norte y sur, ni entre gobiernos de izquierda o derechas. Europa no debe mirar a otro lado".

El jefe del Ejecutivo ha reclamado al Congreso que apoye la segunda prórroga del estado de alarma porque "sigue siendo una medida esencial para proteger la vida y la salud de los ciudadanos"

Sánchez ha reiterado que nadie será abandonado a su suerte y ha asegurado que solo la resistencia, la disciplina social y la ciencia" permitirán superar este "durísimo trance".
En su comparecencia, el jefe del Ejecutivo ha reclamado al Congreso que apoye la segunda prórroga del estado de alarma porque "sigue siendo una medida esencial para proteger la vida y la salud de los ciudadanos".
Ha señalado que es "una evidencia incuestionable" que el estado de alarma está funcionando, y ha recalcado que los datos de la pandemia, "con toda la prudencia", empiezan a ser "alentadores" y que, tras la primera etapa de la emergencia, "comenzamos la segunda, doblegar a la curva".
"El incendio que desató la pandemia comienza a estar bajo control", ha dicho Sánchez, quien, no obstante, ha advertido de que el estado de alarma se mantendrá hasta que los científicos lo consideren porque no se puede volver al punto de partida.
Por eso, ha insistido en pedir ese apoyo. "Tenemos que hacer este nuevo esfuerzo para salir del túnel", ha dicho.