Los expertos alertan de la relajación de la percepción del riesgo frente a la covid-19

Según los expertos, la percepción del riesgo se ha ido mitigando a medida que se vaciaban las ucis, se conocía mejor al SARS-CoV-2 y se extendía la idea, sin la base científica suficiente, de que su fuerza letal había “aflojado”. Se vieron entonces aglomeraciones como las registradas ahora, en plena festividad de San Juan, en un macrobotellón en las playas de Cádiz o en la concentración espontánea de personas arracimadas en el centro de la localidad menorquina de Ciutadella.

Los focos activos en España, con varias comarcas descendidas de nuevo a la fase 2, han sido dados por controlados en una jornada en la que se han notificado 196 nuevos contagios, 88 más que ayer, y dos muertes confirmadas con pruebas diagnósticas en las últimas 24 horas.

Mientras Gobierno y PP negocian en privado un posible acuerdo sobre el decreto de la “nueva normalidad”, sin dejar de airear en público sus reproches, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha empeorado sensiblemente sus previsiones para España al estimar una caída del PIB del 12,8 % para este año con una previsión más pesimista sobre los plazos de recuperación.

MEDIDAS DE SEGURIDAD Y CONFINAMIENTOS

La advertencia la repiten casi desde el principio de la pandemia epidemiólogos y expertos en salud pública: sin medidas de seguridad -resumidas después de demasiadas dudas en distancia y mascarilla- no hay manera de controlar al virus. En las duras jornadas de marzo y abril, con los muertos superando en el pico los 900, era más fácil que calara un mensaje que poco a poco ha ido perdiendo poder de convicción entre muchos sectores, sobre todo el de los más jóvenes.

La preocupación de las autoridades sanitarias se centra principalmente en esos jóvenes que en muchos casos se consideran “invulnerables”, a partir de la certeza de que los contagios para ellos son casi siempre mucho más leves o asintomáticos, y ahí esta el problema de este coronavirus que puede infectar de manera generalizada y, cuando explotan los casos, la epidemia ya se ha disparado. 

Al primer embate de la covid-19 se le hizo frente, tras muchas renuencias y casi total desconocimiento, con confinamientos en casi todo el mundo, también en España, donde nadie se plantea un eventual retorno a esa medida extrema y se aboga por aplicarlos de manera específica, en un territorio concreto, como está haciendo Alemania con 640.000 personas por un foco surgido en una empresa cárnica en Renania del Norte-Westfalia.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha dicho hoy que quiere pactar con el Gobierno un plan para confinar municipios si se producen nuevos brotes como los detectados en la última semana en España, todos ellos bajo control, según han informado las respectivas autoridades sanitarias regionales.