La piscina donde murieron un padre y sus dos hijos cumple la normativa

La piscina de la urbanización de Mijas (Málaga) donde el pasado martes fallecieron un hombre y dos de sus hijos menores, de origen británico, cumple todos los requisitos y la normativa vigente, por lo que se ha autorizado su reapertura, según asegura el club Costa World, propietario de las instalaciones.

En un comunicado emitido este miércoles por el Club la Costa World, complejo turístico en el que se alojaba la familia británica, se afirma que la Guardia Civil "ha llevado una completa investigación de la que se extrae que la piscina cumple todos los requisitos". "Todo ello confirmaría que se trató de un trágico accidente que nos ha provocado una gran conmoción", sigue el comunicado, donde se subraya que "nuestra principal preocupación sigue siendo el cuidado y apoyo a la familia.

Se explica que el equipo del complejo "está desolado" por la tragedia y lamenta que no se haya podido hacer nada para salvar sus vidas pese a la "rápida y profesional respuesta del personal, médicos y servicios de emergencias". La Guardia Civil continúa con las investigaciones, a la espera de la autopsia, según han informado a Efe fuentes cercanas al caso.

Los fallecidos son un hombre de 53 años, su hijo de 16 y su hija de 9, que pasaban una semana de vacaciones en España junto a la madre de la familia y otro hijo, que estaban en la urbanización cuando ocurrieron los hechos.

El suceso ocurrió sobre la 13.30 horas de este martes cuando, según testigos presenciales, la niña de nueve años tenía problemas para salir de la piscina y su padre entró para socorrerla. Pero él tampoco pudo abandonarla, por lo que el hijo de 16 años acudió a auxiliarlos y también resultó ahogado. Fuentes de la investigación han informado a Efe de que los cuerpos fueron rescatados por un empleado de la urbanización, quien también tuvo problemas para salir del agua.

Una de las hipótesis que se está investigando es determinar si se ha podido producir algún problema en el sistema de succión de la piscina, por lo que efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil se han desplazado para inspeccionar la piscina. Los agentes también han comprobando si en el fondo de la piscina había ropa de alguno de los fallecidos, los motores de la piscina y muestras del agua.

La Policía Judicial de la Guardia Civil ha tomado declaración a las personas que estaban por la zona así como a la madre de los menores fallecidos, que ha necesitado ayuda psicológica del servicio de Emergencias 112 Andalucía. Tras certificar el médico el fallecimiento de las tres personas se activó la comitiva judicial y el levantamiento de los cuerpos, que fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal (IML) donde se le van a practicar las correspondientes autopsias.

Los investigadores también están a la espera de los informes de los forenses para poder determinar las causas de la muerte. Sobre las 13.30 horas de este martes fue cuando se atendió una llamada al teléfono de Emergencias 112 que daba un aviso que alertaba de tres personas inconscientes en la mencionada piscina, ubicada en el mencionado complejo turístico. La familia tenía previsto permanecer de vacaciones en esta vivienda del 21 al 28 del presente mes.