Los cuerpos de seguridad advierten que este lunes "no relajarán" los controles

Este lunes pasamos a una nueva fase de confinamiento y con unas autorizaciones determinadas para la actividad económica en los casos que no es viable el teletrabajo. Por eso, ante las posibles imprudencias que se puedan acometer a partir de hoy los responsables de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han advertido que no bajarán la guardia ni relajarán los controles aunque este lunes vuelva a estar permitida en algunas actividades la vuelta al trabajo, como la construcción, aunque con medidas de seguridad para evitar contagios.
Tanto la comisaría principal de la Policía Nacional, Pilar Allué como el general del Estado Mayor de la Guardia Civil José Manuel Santiago, ha dejado claro que seguirán controlando que los ciudadanos cumplan con las restricciones impuestas ante la pandemia de la COVID-19.
En la comparecencia telemática habitual desde el Palacio de la Moncloa del comité técnico de seguimiento del coronavirus, Allué recordaron que se reinicia labor en algunos sitios, pero esto "no es sinónimo de relajación". "No bajaremos la guardia, porque es por la salud de todos, por el bien de todos", ha apostillado.
Santiago, por su parte, ha insistido en el mismo mensaje y ha recalcado que "esto no ha acabado", por lo que los agentes seguirán vigilantes.

Interior cifra en 127 el número de detenidos este sábado por saltarse el confinamiento y en 9.715 los sancionados por ambos cuerpos

Ya respecto a la labor diaria de los cuerpos, Interior cifra en 127 el número de detenidos este sábado por saltarse el confinamiento y en 9.715 los sancionados por ambos cuerpos. Durante la comparecencia, Allué ha destacado el dispositivo de la Policía Nacional para evitar robos en farmacias y ha explicado que en Madrid se han esclarecido 19 atracos a estos establecimientos con la detención de cinco personas.
Desde el confinamiento, ha identificado a 2.877.000 personas y 48.000 vehículos, lo que supone 54 y 2 cada minuto, respectivamente.
En los últimos cinco días la Guardia Civil ha contactado con 1.528 centros y residencias para ver sus necesidades y darles apoyo.