La ovación a la diputada que acudió a votar gravemente enferma

El Congreso español ovacionó este martes a la diputada Aina Vidal, de la formación de izquierdas Unidas Podemos (UP), que acudió a votar en la sesión definitiva para investir al socialista Pedro Sánchez como presidente del Gobierno a pesar de los dolores que le provocan el cáncer agresivo que padece.

Vidal, de 34 años, se ausentó de la primera votación que tuvo lugar el pasado domingo porque su voto no era entonces decisivo, ya que Sánchez requería una mayoría absoluta para ser investido de la que carece.

Sin embargo en la de hoy, y con una mayoría muy ajustada para que el líder socialista pueda ser reelegido como presidente, la diputada de UP sí acudió al Congreso y fue ovacionada por el resto de los parlamentarios cuando el líder de su partido, Pablo Iglesias, intervino ante el pleno.
La mayoría de la Cámara se puso en pie para aplaudir el gesto de Vidal que, entre lágrimas, agradeció las muestras de apoyo que le han profesado los diputados y los líderes de otras formaciones, que le desearon una pronta recuperación.
El pasado domingo fue la propia Vidal la que en sus redes sociales explicó su ausencia de la primera votación, a causa de los dolores que sufre, y aseguró que sí estaría en la de este martes.