Ainoa Díaz recibió la primera dosis de la vacuna contra el covid -19 el pasado 13 de enero | CEDIDA

"A mucha gente se le olvida que hay muchas enfermedades erradicadas gracias a las vacunas"

Tubigú

El 14 de marzo marcó un antes y un después con el estado de alarma en España para hacer frente a la expansión del coronavirus, si bien es verdad que ya venía de antes la cadena de contagios exponenciales.

Entonces, aplaudimos a los sanitarios cada tarde a las 19 horas en Canarias, porque sabíamos que se estaban jugando la vida por nosotros. Una de ellas era Ainoa Díaz Martín, enfermera de hospitalización, que desde marzo y hasta que terminó mayo estuvo en una de las plantas covid del Hospital de Nuestra Señora de la Candelaria. Por fin, esta heroína canaria que acaba de cumplir los 30 años, fue vacunada el 13 de enero y está a la espera de la segunda dosis el 3 de febrero. Nos cuenta sus sensaciones.

La vacuna

"Para mí ha sido un alivio. Un halo de esperanza. La frase que más me gusta decir es que ‘es el principio del fin’, lo que no sabría decir cuándo es ese fin. Es un camino muy largo y se está viendo que ahora está habiendo más contagios que en la primera ola, sobre todo al nivel de la Península. Aquí, por ahora vamos aguantando".

Vacunarse o no

"Ha sido todo muy devastador, pero con la vacuna vemos la luz al final del túnel. A mucha gente parece que se le ha olvidado que hay muchas enfermedades erradicadas gracias a la vacuna. No me considero una persona radical en el sentido de ser 100% pro vacunas o al 0% negacionista. Creo que la gente tiene que hacer introspección en uno mismo, formarse, informarse sobre todo y ver qué es lo que a cada uno le puede interesar. El tema de las vacunas no creo que haya de haber debate. Esperemos que esta vacuna del covid nos ayude a erradicarla".

Sensación tras vacunarse

"Fue muy emocionante, estaba hasta nerviosa. No por el hecho de ponerme la vacuna, sino por lo que significaba. La importancia de que todas las personas nos vacunemos. El haber tenido esos meses en esas plantas covid, de ver morir a gente sola, el que la gente no pudiera ser visitada, el que tú no pudieras enseñarles tu cara… Eso hace que el día que me vacunaron lo viviera con especial ilusión, con añoranza a esas personas que se fueron y que te marcan muchísimo".

Ainoa Díaz con su traje protector en la planta COVID | CEDIDA

Reacción corporal

"No he tenido ningún tipo de reacción  fuera de lo normal, más allá del dolor en la zona de punción, que es súper aguantable y que te pasa con cualquier tipo de vacuna o pinchazo".

¿Por qué debemos vacunarnos?

"Pido a toda la población, por favor, que se vacunen. Es la única manera de parar esto. Sé que puede haber muchas dudas porque ha sido algo rápido, pero la ciencia y la inversión han hecho que pueda ser así".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...