El ejemplo de Los Simpson como referencia en el estudio de los avances de la animación

Estudiar los avances del sector de la animación de las últimas décadas es posible al revisar la historia de la serie televisiva "Los Simpson", cuya longevidad la ha llevado a evolucionar para ser cada vez más realista mejorando la técnica, según una de sus responsables, Silvia Pompei.

"Los Simpson" es, de hecho, un producto que "ha evolucionado un montón" desde que apareciera por primera vez en la pequeña pantalla a finales de los años ochenta, y eso es algo que se puede apreciar a simple vista al comparar sus capítulos más recientes con los de su primera temporada, ha corroborado hoy Pompei en Las Palmas de Gran Canaria, donde asiste al festival de cine de animación Animayo.

Como una de las encargadas de "dar vida a los personajes" de esa serie de éxito mundial, a cuya nómina de empleados se incorporó once años atrás con motivo de su salto al cine con "Los Simpson: La película", esta especialista ha expuesto que el perfeccionamiento de las técnicas de trabajo de los últimos años ha permitido "controlar mucho más la animación, que antes era mucho más limitada".

Esa mejora "se notó mucho cuando se hizo la película, porque, con el cambio del tamaño de la pantalla, hubo que hacer más movimientos de cámara, se añadieron muchos más escenarios y el trabajo se volvió un poco más complejo", ya que se optó por ofrecer una animación "mucho más realista", ha destacado.

Si bien ha apostillado que también los cambios registrados en el ámbito de la televisión, en especial los derivados de la sustitución en los hogares de los aparatos de formato más antiguo por otros nuevos de mayor calidad y que posibilitan una visión más panorámica, "han hecho que la animación en 'Los Simpson' se haya tenido que volver más completa".

Cambios en la TV
Si bien ha apostillado que también los cambios registrados en el ámbito de la televisión, en especial los derivados de la sustitución en los hogares de los aparatos de formato más antiguo por otros nuevos de mayor calidad y que posibilitan una visión más panorámica, "han hecho que la animación en 'Los Simpson' se haya tenido que volver más completa".

Hasta el punto de que "antes, para hacer una animación de un segundo, solo había que animar uno o dos objetos, y ahora hay que animar siete u ocho objetos distintos en el mismo segundo", lo cual implica que cada imagen o escena "tiene muchísima más información, lo que hace que sea más realista", ha explicado gráficamente.

En todo caso, Silvia Pompei ha querido dejar clara su opinión de que, pese a los avances técnicos a los que ha sido sometida la serie, en esencia, "'Los Simpson' no ha cambiado mucho" desde sus orígenes hasta ahora.

Lo único que ha ocurrido es que "al principio tenía una apariencia un poco más salvaje, por decirlo de algún modo, y, con el paso de los años, se ha convertido en un poco más realista", ha sostenido.

Silvia Pompei, que nació en Italia pero actualmente está afincada en Estados Unidos, donde trabaja en dependencias que posee en California la cadena televisiva que alumbró "Los Simpson", la Fox, ha defendido así la identidad de un producto de la pequeña pantalla de cuyo equipo ha confesado que está satisfecha de formar parte.

"Me encanta mi trabajo, lo adoro", ha declarado a preguntas de periodistas a ese respecto y ha precisado que lo que hace le gusta, aunque conlleva una dedicación "muy intensa".

Puesto que su labor le obliga a trabajar "muchísimas horas" y, en especial, en los días finales de elaboración de cada capítulo de la serie, ha dicho.
"Tengo seis semanas para terminar cada episodio y cuando va llegando la fecha límite para entregar el trabajo es normal que trabaje doce horas diarias, o incluso un poquito más", ha detallado.
Carolina Jiménez
Nacer en España y acabar trabajando en el cine de mayor éxito internacional en Estados Unidos u otros países es un sueño que puede hacerse realidad con una sola receta, la perseverancia, según asegura la madrileña Carolina Jiménez, miembro del equipo técnico de "Guardianes de la Galaxia 2".

Responsable de buena parte de los efectos especiales de esa película recién estrenada y de otras que forman parte del imaginario mundial de la gran pantalla, como las tres entregas de la trilogía de "El Hobbit", Carolina Jiménez ha sostenido en Las Palmas de Gran Canaria, donde asiste al festival de cine de animación Animayo, que en su profesión, como en otras, "el que la sigue la consigue".

Puesto que, aunque formar parte del engranaje que hace posible el acabado de largometrajes aplaudidos por espectadores todos los rincones del mundo es algo que "impresiona mucho", el suyo, "en el fondo, es un trabajo más", asegura.

Carolina Jiménez considera que el elemento fundamental para alcanzar el anhelo de participar en la producción de películas de renombre, incluso cuando ello implica tener que mudarse a lugares remotos y abrirse paso en un entorno al que no tiene acceso todo el que lo desea, es "tener muchas ganas de trabajar en esto".

"Yo siempre digo que no tengo un especial talento, sino perseverancia", declara, como resumen de su parecer, esta madrileña que recuerda que se inició en su profesión actual de forma casi casual, cuando, unos tres lustros atrás, conoció el mundo de la animación en tres dimensiones mientras estudiaba arquitectura y decidió que hacer casas no era su verdadera vocación.

Jiménez optó entonces por cambiar sus estudios para dedicarse a la animación y hacer de ello su profesión, un objetivo que asegura que ha logrado, sobre todo, "siendo muy pesada" y a base de "mandar muchos currículum", guiada por una determinación a la que atribuye sus logros.

Merced a esa determinación, "conseguí entrar en 'Planet 51' (uno de los mayores proyectos de cine de animación desarrollados en España) y eso me dio alas para ir metiendo la cabeza en otras producciones", relata.

Vídeo resumen del 2016 |ANIMAYO

Vídeo de Animayo International Film Festival | FACEBOOK

Conoce más sobre Animayo Gran Canaria

Animayo Gran Canaria 2017 es un homenaje a la mujer, siendo el primer festival del mundo que dedica toda su programación enteramente a la figura de la mujer en la industria del cine de animación, videojuegos y efectos visuales. Este programa aspira a homenajear a los grandes talentos femeninos de la industria y a manifestar el interés de su trabajo, una oportunidad cada vez más creciente de promover la reflexión sobre la necesaria evolución de la representación de las mujeres en el ámbito del festival. Se pondrá de manifiesto la especial sensibilidad artística de las mujeres, su profesionalidad, su forma de entender el cine, sus valores y su talento creativo.

Además, Animayo GC 2017 completará su programación con una exposición de Charlotte Reiniger, y talleres para adultos y niños, entre los que se encuentran: taller de especialistas para cine; taller de 3D texturing and painting con Mari software de The Foundry; taller de iniciación al modelado Z-BRUSH; taller de stop motion para niños y adultos; taller de impresión 3D y modelado, taller de robótica para padres e hijos, taller de Game Jam, taller de Cibernanny para padres y adolescentes y taller de muppets para fabricar tu propio Zampacalcetines.  

Este año Animayo ha elegido el cartel con el título "estrategia y valentía"; una obra donde se muestra un final alternativo del cuento de Caperucita Roja, en la que ésta, sin depender de un leñador, el cual representa la "inevitable ayuda” del hombre, ni temer al lobo, que simboliza los obstáculos, consigue elaborar de manera creativa y estratégicamente un nuevo atajo para llegar a casa de su abuelita.  

Animayo es consciente de que el talento dentro de nuestras fronteras compite hoy en día con el talento en los países más punteros en estos aspectos del audiovisual y su meta es descubrirlos y dar oportunidad de desplegar sus capacidades y sus aptitudes. Y no son solo las producciones españolas de largometrajes las que se abren un hueco internacional por su calidad. Son los españoles los que trabajan dentro y fuera de nuestras fronteras para producciones internacionales además de cinemáticas, publicidad, compañías de videojuegos, y grandes productoras de cine. 

Doce años de historia
El Summit, Conference and International Film Festival of Animation, Visual Effects and Videogames Animayo, celebrará en mayo de 2017 su duodécima edición.


Animayo
es una cumbre europea de cine de animación, efectos visuales y videojuegos que nace en España, dirigida por el director y productor español Damián Perea, actual embajador de España de los European Animation Émile Awards.  

Creado en 2006, tiene lugar en el mes de mayo en la isla de Gran Canaria y extiende su programación a otras ciudades del mundo. Actualmente se desarrolla itinerantes en Madrid, Barcelona, Los Angeles, Bombay, Lisboa y Lanzarote.  

El programa incluye un Palmarés Oficial, resultante de una competición anual de obras de animación 2d, animación 3d, efectos visuales, experimental, piezas de publicidad, spots de animación, videoclips, cinemática de videojuegos, series de efectos visuales y series de animación.  

Ha sido elegido por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España como festival colaborador de la 31 edición de los premios Goya, en la categoría de mejor cortometraje de animación, para la preselección e inscripción de los trabajos de animación española.  

Durante el festival se proyectan las películas ganadoras (Palmarés), y hay master classes de artistas internacionales, ponencias, cursos, talleres, espacios formativos, actividades al aire libre, y un foro europeo de coproducción, financiación e incentivos fiscales dirigido a profesionales.  

Desde hace seis años, Animayo pone en marcha también proyectos para la formación, el empleo y la captación de empresas e inversores del sector audiovisual.

Animayo 2016 cerró su última edición con aproximadamente 15.000 participantes, con 24 invitados internacionales y 9 miembros del jurado.