Dezcallar: "Necesitamos adaptar las Instituciones Internacionales a una nueva realidad”.

Es uno de los diplomáticos destacados del país. Fue embajador de España en EE.UU y exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), entre otros. En Tenerife, el pasado mes de febrero compartió sus reflexiones sobre el panorama político y económico internacional, en un acto organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD).
Comenzó con tres elementos claves que describen la actualidad: el proceso de introspección que vive EEUU, la decadencia de Europa y la aparición de nuevos actores en el mundo con voluntad protagonista. Dezcallar recordó que "Europa está metida en lo que Jean Claude Juncker definía como una crisis existencial política-económica. No tenemos política de defensa, no tenemos política energética, etc. Hemos empezado la casa por el tejado". Añadió que va a ser necesario tener grados de integración diferentes, en función de las capacidades y voluntades de cada uno. 

Trump

"Vivimos el fin del dominio occidental que acelera la llegada de Trump y que, además, pone fin a lo que se ha llamado el Consenso de Washington. Vamos a pasar de un mundo multipolar, defendido por Obama, a un mundo basado en la competencias entre Estados y bloques de Estado, con mayor proteccionismo, con mayores barreras y con foros de gestión de crisis debilitados. Necesitamos adaptar las Instituciones Internacionales a una nueva realidad. Vamos a más incertidumbre e inseguridad". En relación a esto, Dezcallar apuntó que “será el Senado quien frene el excesivo proteccionismo de Trump". 
El Futuro
El destacado diplomático español incidió en que habrá grandes oportunidades de negocio en África, que están por venir, y habrá más inmigración de norte a sur y viceversa. Además adelantó que habrá más desigualdades, siendo inevitable que esto vaya a producir más concentración de poderes. "Los países con población envejecida tendrá dificultades porque hay menos productividad y esto nos va a pasar en Europa y en Rusia. La revolución tecnológica y la robotización crea desempleo, y creará más, pero esta revolución de inteligencia artificial nos hará más libres, aunque también más vigilados", apuntó Dezcallar.  
Consecuencias de la Revolución Tecnológica 

"Habrá externalización de empleos y sucederá que un país tendrá crecimiento y desempleo al mismo tiempo. Dará más poder al individuo frente al Estado. Estamos viendo ya cómo las redes sociales ayudan a organizar manifestaciones.
De hecho, ya se habla de democracia líquida digital. Si compramos en internet, cómo vamos a tener partidos políticos que son del siglo XVIII y que se defienden más así mismos que a los intereses reales de los ciudadanos. Hay necesidad de reinventar la política", opinó. 
Declaraciones a AtlánticoHoy

La política en la era digital

“Creo que, en este momento, en que la gente se comunica por numerosas plataformas digitales hay formas de recoger más directamente la opinión de los ciudadanos. No quiero hablar de democracia directa, porque no me parece que sea bueno y, además es muy manipulable. Lo que sí creo es que se podrían recoger las opiniones utilizando instrumentos, como los medios sociales digitales, que son las cosas que le preocupan a la gente y a lo mejor trasladarlas a los Parlamentos para que se debatiera lo que a la gente le importa".
 

Las Redes Sociales y la Revolución Tecnológica

"Las redes sociales tienen ventajas inmediatas, que dan más poder al individuo frente al Estado, y esto es muy importante, y positivo. Pero lo que pasa es que nos hacen estar más vigilados y controlados. Hay que poner medios de protección. Estoy a favor de la innovación y el proceso tecnológico porque es imparable y no se pueden poner puertas a este campo, sería un error".