El IPC se abre a las nuevas tecnologías

La importancia que ha adquirido el ocio y la cultura en los hábitos de vida de los españoles es la circunstancia que más ha valorado el Instituto Nacional de Estadística en su revisión anual de los productos de la cesta de la compra que forman parte del cálculo del índice de precios al consumo (IPC).

Los servicios en línea de vídeo y música, los juegos de azar y el café monodosis son los principales incluidos. Entre los que desaparecen están el brandy, la videocámara y el DVD grabable,

Como consecuencia de los ajustes la cesta de la compra del IPC base 2016 pasa a tener 479 artículos, frente a los 489 de la base anterior, tras eliminar aquellos que han ido perdiendo su importancia en el consumo de los hogares e incorporar otros cuya relevancia ha aumentado.

La influencia del ocio y la cultura, que es el quinto grupo de mayor peso dentro del IPC, es la que más ha subido en la revisión, al aumentar el 21,8 %, en tanto que la mayor bajada (29,8 %) ha sido para el grupo que incluye otros bienes y servicios.