900 turistas afectados por la borrasca

Unos 900 turistas se han visto afectados por la suspensión de los vuelos en el aeropuerto Tenerife sur debido a la borrasca de viento y lluvia que ha afectado a la isla y que redujo la visibilidad en el aeródromo tinerfeño. 

Los dos aeropuertos tinerfeños, Tenerife norte y Tenerife sur, sufrieron durante algo más de una hora un cierre temporal de su operatividad debido a la escasa visibilidad lo que ha provocado la suspensión y desvío de numerosos vuelos.

El Cabildo de Tenerife indica en un comunicado que el organismo Turismo de Tenerife ha activado el protocolo con diversos hoteles para alojar a los turistas que han visto suspendido sus vuelos en el aeropuerto Tenerife Sur.

Añade que desde la declaración de la alerta máxima, Turismo de Tenerife ha estado en contacto con sus asociados,entre los que se incluye la patronal turística Ashotel, AENA, operadores turísticos y líneas aéreas para evaluar la situación de los aeropuertos y alojar, en su caso, a los turistas.

Señala que desde la declaración de alerta máxima decretada por la Dirección de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias por lluvias y viento, el Cabildo ha desplegado el Plan Territorial Insular de Emergencias de Tenerife (PEIN) en el que actuaron más de 500 personas pertenecientes a diferentes áreas, organismos y entidades para hacer frente a las incidencias que se produjeron en la isla.

El Consorcio de Bomberos de Tenerife activó a 54 bomberos profesionales, así como a los bomberos voluntarios en previsión de tener que hacer frente a diversas emergencias.

Las principales actuaciones del Consorcio de Bomberos a lo largo de la jornada se realizaron en Granadilla (San Isidro y El Médano), Santa Cruz de Tenerife y La Laguna y estuvieron relacionadas con el achique de agua y retirada de ramas y árboles.

Además, efectivos del Consorcio de Bomberos del parque de San Miguel y voluntarios de Santiago del Teide se han desplazado hasta el barranco de Masca donde se encuentra un grupo de personas que no ha podido abandonar el mismo.

Las condiciones meteorológicas no permiten realizar un rescate en estos momentos, por lo que las personas, que se encuentran en buen estado y no precisan atención médica, permanecerán en el lugar hasta mañana.

En la jornada del domingo, el área de Carreteras movilizó a unas 75 personas distribuidas en cuadrillas, así como la maquinaria necesaria para realizar los trabajos en las vías de la isla.

El Cabildo informa de que las principales incidencias en las carreteras tinerfeñas estuvieron relacionadas con desprendimientos, lodo y arrastre de piedras, que se fueron solventando por parte de los operarios de Carreteras.

Como medida preventiva, los trabajos de asfaltado de la TF-1 y TF-5 previstos para la noche del domingo han sido suspendidos.

Los servicios de Metrotenerife y Titsa mantuvieron sus servicios y frecuencias habituales durante la jornada y solo se produjeron algunos retrasos en cuatro líneas debidos a los desprendimientos de las vías.

Además, todas las infraestructuras hidráulicas gestionadas por el Consejo Insular de Aguas funcionaron con normalidad durante la jornada.

Como medida preventiva, el área de Medio Ambiente había decretado desde el pasado viernes la prohibición de transitar y circular por las pistas forestales y senderos y acceder a las áreas recreativas desde las 00:00 horas del domingo, así como las actividades de la Oficina de la Participación y el Voluntariado Ambiental.

Por su parte, desde el área de Deportes se suspendió la jornada de los IV Juegos Máster prevista para el domingo y se procedió al cierre de las instalaciones gestionadas por la empresa pública Ideco: Cidemat, Centro de Atletismo de Tenerife, Complejo Deportivo Santa Cruz-Ofra, Pabellón Santiago Martín y el Albergue Montes de Anaga.

El Cabildo activó, además, los planes de autoprotección de sus diferentes centros, organismos y entidades con el fin de poder hacer frente al fenómeno meteorológico adverso sin que se registrasen incidencias de importancia. 

Emergencias evalúa como rescatar a turistas atrapados en Masca
El personal de los servicios de emergencias de Canarias evalúa como rescatar a los ocho turistas alemanes que ayer quedaron atrapados en la playa de Masca, en el sur de Tenerife, han informado hoy a Efe fuentes del Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad 112 del Gobierno canario. 

Los turistas quedaron atrapados en la citada playa tras bajar por el barranco de Masca cuando sobre Tenerife pasaba una borrasca de viento y lluvia que ha hecho intransitables diversas zonas de la isla.

El rescate de estas ocho persona no se pudo llevar a cabo ayer debido a las malas condiciones meteorológicas y al parecer los turistas han pasado la noche en una cueva de la zona, a la que habrían accedido con la ayuda de un pastor.

Los turistas, que están en buen estado de salud, dieron la alerta hacia las 18:30 horas de ayer, y un dispositivo de emergencia formado por bomberos, guardias civiles y Cruz Roja se desplazaron hasta la zona alta del barranco para decidir cómo y cuando se llevará a cabo el rescate.