África impulsa reformas para fomentar la inversión extranjera

África ha sido la segunda zona, tras Europa del Este, que más reformas ha llevado a cabo en los últimos años para fomentar la instalación de empresas en sus países, según el informe Doing Business 2017, realizado por el Grupo Banco Mundial, presentado este miércoles en la capital española.

El estudio incide en que el 77 % de los países africanos han tenido una clara intención de mejorar el clima para las compañías extranjeras, ya que 18 de ellos han resuelto sus problemas de insolvencia, 15 han facilitado el inicio de negocios y 8 han mejorado sus regulaciones del mercado de trabajo.

El Banco Mundial destaca el caso de Ruanda, que está en el puesto número cuatro en el indicador de registro de la propiedad -uno de los indicadores que analiza Doing Business- al tener un sistema rápido y barato a la hora de hacer estos trámites, frente al puesto 131 que ocupa Bélgica en el mismo índice.

El primer país africano que aparece en el informe a nivel mundial es Mauricio, situado en el puesto 49 en la lista de países que cuentan con un mejor clima empresarial, si bien todos los países africanos han mejorado respecto al estudio para 2016.

Continente de oportunidades
Según el director del Grupo de Indicadores Globales del Grupo del Banco Mundial, Augusto López-Claros, estos cambios han sido posibles gracias a la reducción de corrupción que vive África y que lo convierte en un "continente lleno de oportunidades". 

El Banco Mundial elabora anualmente un listado que refleja las mejoras en las regulaciones durante el ciclo de vida de las empresas.

En el caso africano, la publicación ha constatado año a año el esfuerzo realizado por los países de la región para mejorar el clima de negocio en sus países, tanto a nivel interno, con el fomento de la emprendeduría y la legislación para agilizar y facilitar la creación de empresas, como a nivel externo, para favorecer la atracción de inversión extranjera.