Independentistas y nacionalistas defienden el derecho de los ciudadanos a votar

Los partidos independentistas y nacionalistas de Cataluña, País Vasco y Comunidad Valenciana, han coincidido, con motivo de la declaración ante el Tribunal Supremo de Francesc Homs, en defender el derecho de los ciudadanos a votar, a pesar de la "represión" del Gobierno español.

Cargos de la Generalitat catalana y dirigentes de estos partidos políticos han arropado hoy en Madrid a Homs debido a su comparecencia ante el Supremo por la consulta del 9N.
La vicepresidenta de la Generalitat, Neus Munté, ha lamentado la "incapacidad política" del Gobierno central de "atender a razones" en lo que se refiere a su negación a permitir el referéndum, pues con su prohibición se está "atacando" la imagen de la democracia española y al sistema político en su conjunto.
"Cumplir los mandatos -los resultados de las urnas- nunca puede ser delito, sino todo lo contrario, representan la máxima coherencia y el ejercicio de la política en mayúsculas", ha afirmado.
A ERC la han representado en esta ocasión sus dos portavoces parlamentarios. Joan Tardá ha destacado que "la democracia es imbatible", ya que "cuando la inmensa mayoría de un país quiere votar en pleno siglo XXI y en el mundo desarrollado de la UE, al final se vota".
Contrasta la "vía del diálogo" de Cataluña con la "vía de la represión jurídica" por la que ha optado el Gobierno español, a su juicio, "creyendo estúpidamente que con ella podrán resolver un problema que atañe a la democracia".
El otro portavoz de ERC, Gabriel Rufián, en una línea similar, ha denunciado que el Estado español "persigue a raperos y a tuiteros y a independentistas" mediante sentencias judiciales y "según qué editoriales" de medios.
Y mientras tanto, "coloca a presuntos corruptos o a personas que han gestionado cosas de forma muy sospechosa".
Por ello, frente a la vía de judicialización del Gobierno, Rufián, al igual que Tardá, ha defendido el derecho a votar que pide "el 80 por ciento" de la sociedad catalana, según sus palabras.
PNV Y EH Bildu
El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, por su parte, ha explicado su presencia en la concentración para dar apoyo al pueblo de Cataluña y para criticar "la anomalía" de que "alguien vaya a los tribunales" por defender que la gente se exprese y ponga urnas.
Ha pedido que no haya sanción ni condena, porque lo contrario "significaría que el Estado democrático en España es frágil".
Esteban ha desvinculado el proceso catalán con las reclamaciones de Euskadi.
En esta línea se ha expresado la diputada de EH Bildu Miren Beitialarrangoitia, que se ha posicionado del "lado de la población catalana" en su "derecho a decidir", y ha acusado al Gobierno central de vulnerar esa legitimidad mientras no ofrece ninguna alternativa a la reclamación soberanista de Cataluña.
Ha acudido también a las puertas del Tribunal Supremo el diputado de Unidos Podemos En Comun-Marea Marcelo Exposito, que ha asegurado que el conflicto no se solucionará "judicializándolo", y por ello ha defendido que su grupo parlamentario se opusiera desde el principio a la tramitación del suplicatorio.
Para la diputada de Compromís Mara Solís, el juicio de Homs significa un "ataque a la democracia" que representa, además, la "injusticia" de que, en otros casos, políticos imputados por corrupción "se vayan de rositas"