¿Sabías que el 70 por ciento de los canarios son obesos o tienen sobrepeso?

¿Sabías que el 70 % de los canarios son obesos y tienen sobrepeso? La acumulación importante de kilos de más no es solo una cuestión estética, sino una enfermedad crónica que acentúa y agrava, a corto plazo y de forma muy evidente, patologías graves como la diabetes, la hipertensión, las complicaciones cardiovasculares (especialmente la cardiopatía isquémica) o algunos tipos de cáncer. 

Benito Maceira es un reconocido nefrólogo canario, pionero de los trasplantes renales en las Islas (realizó el primero, en 1981), que cuenta con más de medio siglo de experiencia en la materia. Durante este tiempo han pasado por sus manos infinidad de enfermos, lo que le ha posibilitado diagnosticar sin un ápice de duda el verdadero mal que afecta a las islas: la obesidad.

Image

Ciudadano en la pesa ı IMAGEN DE LA RED

La obesidad es, a su juicio, "la madre de todas las enfermedades cardiovasculares", así como la primera causa de muerte en el mundo occidental, incluso más que el cáncer y los accidentes de tráfico.

La diabetes, por ejemplo, puede ser consecuencia de la misma y "afecta a todo el cuerpo, que se va desmoronando poco a poco", asegura el experto. "Es la primera causa de ceguera, de pérdida dental, insuficiencia renal, amputaciones e impotencia. Tal es la carga de sufrimiento humano. En Canarias es un problema gravísimo, escandaloso, diría”.

Maceira alerta de que, cuando un pueblo empieza a engordar, en paralelo comienza a incrementarse la diabetes, que es el problema sanitario más grave de Canarias. De hecho, los casos de diabetes en el Archipiélago son tres veces la media nacional.
"La diabetes es la primera causa de ceguera, de pérdida dental, insuficiencia renal, amputaciones e impotencia. Tal es la carga de sufrimiento humano. En Canarias es un problema gravísimo, escandaloso, diría”


Campeones de Europa
En Canarias batimos todos los récords en materia de obesidad: el de obesidad global y de mayores de 65 años de Europa, el récord europeo de obesidad infanto-juvenil. Además, el 18 por ciento de nuestros niños son obesos y se convertirán en adultos obesos. “Es realmente una tragedia para nuestra región”.
Pero si solo tenemos en cuenta las cifras de obesidad, sin hablar de sobrepeso, las personas con su salud en verdadero peligro en el Archipiélago alcanzan el 33 por ciento del total. 

"Hay unos 680.000 canarios con obesidad, pero si juntamos obesidad y sobrepeso se alcanza la cifra del 70 por ciento de la población de canarios"

El tema es complejo. La obesidad recibe el 20 por ciento del presupuesto de la Sanidad española y las enfermedades cardiovasculares derivadas son el primer gasto sanitario en las Islas.
 ¿Si conocemos estos datos, por qué no se previene?

"Tras 40 años lidiando con enfermos obesos, diabéticos, he llegado a la conclusión de que no se previene porque no interesa. El estamento empresarial y financiero es quien marca las pautas de cómo tiene que ser el mundo occidental", subraya Maceira.

Se trata de enfermedades prevenibles, aunque no sea barato, pero "compensaría con creces los gastos tan brutales que existen actualmente en los tratamientos de los enfermos", reitera.
Hábitos alimentarios
Existen 18 empresas mundiales que manejan el 70 por ciento de la alimentación mundial, por lo que "solo hay que imaginar estas ganancias", matiza Maceira, quien subraya que "la comida basura es relativamente asequible para la gran masa de población trabajadora y está compuesta por cantidades ingentes de grasas, azúcar, sal. Esa comida, al cabo de unos años, mata, primero convirtiéndote en gordo, lo que se incrementa con el sedentarismo de esta sociedad (televisión, coche, escaleras mecánicas)".
“La gente engorda masivamente, pero no se previene porque no interesa”, afirma tajante el experto. El tratamiento de las propias enfermedades implica "ganancias a esos estamentos poderosos, pues la obesidad y sus complicaciones son el cuarto negocio más rentable del mundo, incluso más que las armas, el petróleo o el robo de obras de arte", añade. 
Image

Comer sano es clave en la prevención de la obesidad | IMAGEN DE LA RED

Consecuencias más allá de la muerte
Las consecuencias de la obesidad son devastadoras y prosiguen, incluso, más allá del fallecimiento del enfermo. Cuando mueres, el sepelio de un obeso, por sus requerimientos, cuesta un 40 por ciento más que el de otra persona. "La obesidad pasa factura hasta en esos detalles”, indica.

A su juicio, las instituciones "no se atreven a ir contra los intereses superiores" y tamoco permiten que se tomen en serio las políticas de prevención. “El problema es tan grave que implica cambiar el mundo. Hay que crear una masa crítica, un grado de concienciación en pro de la prevención", recalca.

¿Por qué Canarias destaca entre todas las comunidades?
 En el Archipiélago hay tres veces más mortalidad de diabéticos que la media nacional. Ante estas cifras, Benito Maceira como jefe del Servicio de Nefrología del Hospital Universitario de Canarias (HUC) en aquella época, tomó la decisión de  montar una consulta monográfica de diabéticos. Tras un tiempo prudencial pudo concluir que las historias clínicas eran "todas iguales": personas analfabetas, de escasos recursos económicos y educación sanitaria nula. "En el fondo es un problema de base social, un factor de riesgo para que se complique la diabetes". 

En la actualidad se trata de concienciar a la población sobre numerosos factores de riesgo como el tabaco, el alcohol o el sedentarismo, pero "nadie habla de la pobreza, el que considero el factor de riesgo más importante", insiste. "Canarias es la primera región en desigualdades".

La sociedad canaria antes era una sociedad rural, apegada a las tradiciones, con una alimentación escasa pero sana. Con la irrupción del turismo, el canario comenzó a ser obeso, afirma el experto, a pesar de reconocer que no hubo estadísticas sobre la obesidad hasta 1993, y la siguiente tuvo que esperar a 2004. Para comprobar cómo era la situación anterior decidió hacer una fototeca. Hizo acopio de las fotos más antiguas que pudo encontrar y comprobó que hasta los 60 "no hubo gordos en ningún estamento social",

Adiós al potaje
El canario es el español que peor come de España. Benito Maceira no lo duda en absoluto: "Somos los primeros en consumo de mantequilla, lácteos enteros, quesos, de papas los segundos al igual que de azúcar, y estamos en el puesto 16 en frutas y verduras". Lo que nos salvaba era el potaje, pero según un estudio del Gobierno de Canarias, este plato tan tradicional está desapareciendo de la dieta de los canarios.
 A todo ello hay que sumarle la inseguridad laboral, las rupturas sentimentales y las circunstancias cotidianas que el cuerpo siente como una amenaza a fuego. Estas situaciones de estrés prolongado y cronificado provoca constantes hormonas suprarrenales (adrenalina), cortisol, catecolaminas (que aumentan la presión arterial) y glucemia (azúcar). lo que incrementa la ansiedad. Consecuentemente, las personas que sufren este estado de alerta constante recurren a la bulimia, pues la frustración se satisface con medidas inmediatas, y comienza el aumento gradual de peso.
Un cúmulo de factores que, de no ponerle remedio, irán poco a poco mermando nuestra salud y limitando nuestra longevidad. "Hay que ponerle freno", insiste Maceira. "La obesidad no es ninguna broma".
Las claves:

  • El índice de masa corporal (IMC) se obtiene dividiendo el peso por la talla al cuadrado. Con de 25, el sujeto está patológicamente flaco. De 25 a 27, normal. De 27 a 30 tiene sobrepeso. Si es igual o superior a 30 es obeso, y por encima de 40 hablamos de obesidad mórbida.
  • Canarias lidera el ránking europeo de obesidad mórbida. 
  •  El Archipiélago iguala el índice de obesidad infantil de Estados Unidos y México. 
  • Somos los más obesos de Europa y tenemos los niños más gordos del mundo. 
  • Con sobrepeso y obesidad sumamos un 70%. Ser gordo ya es lo normal en Canarias.