Llegó el momento esperado para el Iberostar Tenerife

Llegó el momento del Iberostar Tenerife. El conjunto tinerfeño inicia mañana,
viernes, en el pabellón Insular Santiago Martín, el primer gran reto que tendrá esta temporada. Será la disputa de las semifinales de la Basketball Champions League que le enfrentará al Umana Reyer Venezia, un choque de alto nivel competitivo y cuyo ganador se medirá el domingo al vencedor de la otra eliminatoria que enfrentará al Mónaco y al Banvit turco en lo que será la gran
final de esta competición FIBA

El conjunto que prepara Txus Vidorreta está ya preparado para la cita del
viernes. Queda un solo entrenamiento y todos los jugadores están con ganas de que se inicie esta aventura tan bonita. Saben que es un premio al trabajo bien hecho, a una temporada llena de trabajo y esfuerzo que les ha llevado a estar entre los cuatro mejores de la competición. 

Todo lo que se ha preparado hasta el momento tendrá que mostrarlo ante un
Umana Reyer Venezia que viene con las mismas ganas e ilusión que los aurinegros. 

Dos equipos, dos formas de jugar muy diferentes y un gran objetivo: llegar a la
final del domingo. Para ello habrá que andar muy finos, cometer los menos errores posibles, pero sobre todo disfrutar del momento. 

El Iberostar Tenerife buscará el triunfo desde la defensa como lo ha venido haciendo a lo largo de la competición. Ser fuertes atrás los debe llevar a marcar diferencias delante. En la ofensiva debe salir el genio y la tranquilidad de hombres como Aaron Doornekamp, Davin White, Tim Abromaitis y Marius Grigonis, hombres que también han dejado claro su condición de anotadores y hombres a los que no se les puede dejar solos en ataque.

La dirección de Rodrigo San Miguel, con dos finales a cuesta –Copa del Rey y
Eurocup
-, pero sin ningún título aún, será vital, así como la calidad de White también en la dirección y Ferrán Bassas, un joven jugador con mucha chispa. 

Pero para estos partidos será importante el juego interior. En esta posición, el
Iberostar Tenerife cuenta con dos expertos, dos hombres curtidos en muchas batallas y conscientes de la importancia que van a tener. Fran Vázquez y Georgios Bogris serán vital para alcanzar el éxito esperado y a ellos se les une un joven mamadou Niang “Petit” que aún no ha dicho su última palabra. 

Apartado especial para el capitán Nico Richotti. Jugador con carácter, con
chispa y recuperado ya al cien por cien de una temporada llena de lesiones. El italo-argentino llega a esta cita más fresco que nadie y con más ilusión que nadie, consciente de que será una gran ocasión para él y para el equipo. Sueña con el título, pero sabe que antes llega un rival muy duro.

El pabellón Insular Santiago Martín se vestirá de gala para presenciar la Final
Four
de la Champions League. Habrán aficionados del venezia, del Banvit, del Mónaco, pero serán los seguidores canaristas lo que dominarán el recinto para empujar al Iberostar Tenerife hacia al título.