Sanidad reactiva las obras de quirófanos, paritorios y nuevas camas del Hospital del Sur

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, José Manuel Baltar, ha anunciado un acuerdo con la constructora Sacyr que desbloquea la paralización de las obras del Hospital del Sur de Tenerife. Las obras se reanudarán el próximo lunes 20 de marzo.

Se trata de la tercera fase del centro de Arona, que contempla la construcción de un bloque quirúrgico, dotado de cuatro quirófanos; un bloque obstétrico, con tres paritorios y un quirófano; dos nuevas plantas de hospitalización, con camas de atención obstétrica y quirúrgica, y otros dispositivos de apoyo a la actividad asistencial del hospital, como los nuevos servicios de Farmacia y Esterilización.  
El acuerdo, desbloqueado por medio del director del Servicio Canario de la Salud (SCS), Conrado Domínguez, garantiza la calidad de los materiales, el plazo de ejecución y el presupuesto estipulado previamente en el concurso público de adjudicación.
Los trabajos se desarrollan en un edificio anexo al Servicio de Urgencias, sin que puedan interferir en el funcionamiento del centro, si bien se trata de minimizar su impacto lo máximo posible.
  
Cuando finalicen estas obras, el Hospital del Sur de Tenerife ampliará su cartera servicios con 96 camas de hospitalización médica y un TAC, además de disponer de una cafetería para uso del personal y los usuarios.
 
El objetivo final de esta obra es activar progresivamente las áreas de hospitalización, cirugía y obstetricia para ir incrementando la cartera de servicios del área de Atención Especializada en la comarca Sur-Suroeste de la Isla, acorde a las necesidades sanitarias y al crecimiento de la población.
 
Cúmulo de retrasos

El presente bloqueo de los trabajos, paralizados oficialmente desde octubre pasado, se une a los continuos retrasos que han llegado a rozar la parálisis de las obras del Hospital del Sur desde sus inicios. Todo ello a pesar de las constantes reclamaciones históricas de los vecinos de esta zona de la Isla, quienes solicitan un centro hospitalario dotado de todo lo necesario.

Actualmente, la fecha de finalización de estos trabajos supone una demora cercana al año sobre el plazo inicial previsto en el momento en que empezaron las obras, que podrían dejar operativo el hospital a finales del año que viene. 

Pese a la inversión y la presión popular, la sala de hospitalización continúa cerrada pese a la inversión de 4,5 millones de euros exclusivamente para esta actuación. Tampoco se ha instalado el TAC adquirido el pasado año, ni se ha adecuado convenientemente la zona del laboratorio del futuro hospital, entre otras carencias.