8 claves para una rentabilidad hotelera en un ciclo a la baja

Desde que en el verano de 2017 las cifras de pernoctaciones se dispararon hasta 28,36 millones de estancias, las mismas están cayendo. En julio de este año, el descenso fue del 3,1% respecto a aquel punto máximo. ¿Cuáles serán las claves de la rentabilidad en un ciclo a la baja tras las inversiones recientes? Es una de las preguntas a las que responde publicación especializada en turismo HOSTELTUR en este mes octubre.

1. Experiencia del cliente. “La clave está en realizar una apuesta decidida por la experiencia de cliente apoyándonos en la transformación digital”, dice Raúl González, CEO EMEA de Barceló Hotel Group. “Esta apuesta por la creación de valor para nuestros huéspedes repercute directamente en una mejora de las tarifas y de los ingresos de extras que se generan en el hotel, así como la mejora de eficiencia y optimización de los costes”, añade el directivo en declaraciones a Hosteltur.

2. Palancas de ingresos. Por su parte, desde el grupo hotelero Iberostar apuntan que, a la hora de hacer rentables las inversiones si entramos en un ciclo a la baja con menos pernoctaciones, “siempre contamos con palancas para mejorar el ingreso y todas ellas van ligadas a completar la experiencia del cliente de acuerdo con sus necesidades. Igualmente, un sano balance entre mercados y canales facilita que ese ciclo a la baja sea más atenuado”.
3. Maximizar cada metro cuadrado. En el nuevo ciclo que llega al sector turístico español, donde las nuevas fórmulas de alojamiento privado se han consolidado, “hay una tendencia clara de maximizar el retorno de cada metro cuadrado de superficie y de sofisticación en las áreas de alimentación, bebidas y otros servicios, como atractivo diferenciador de la oferta básica de alojamiento”. Así lo apunta Ramón Aragonés, CEO de NH Hotel Group.
pernoctaciones hoteleras

Fuente: INE | Infografía: HOSTELTUR

4. Llegan dos años regulares. Según publica Hosteltur en su publicación de octubre,  “el que haya comprado caro, lo tendrá difícil. El que no haya invertido en reposicionamiento lo tendrá difícil. El que haya realizado análisis con los precios y ocupaciones del 2018, lo tendrá difícil”, dice Ovidio Andrés, presidente del grupo Logitravel, cuando se le pregunta cómo se podrán hacer rentables las grandes inversiones hoteleras de los últimos años en el nuevo ciclo turístico que llega.
“Creo que vienen dos años regulares, con bajadas de precios y por tanto caída de la rentabilidad. Pero no hay que ponerse nerviosos. Lo peor que se puede hacer es tirar el precio demasiado”.
5. Activos insostenibles. “Creo que en una futura recesión, que la habrá porque la economía es cíclica, habrá oportunidades de activos que son insostenibles y tendrán que ajustar sus expectativas”, dice Juan Carlos Sanjuan, CEO de Casual Hoteles.
A lo que añade: “En las épocas de recesión las grandes economías, las solventes, son las que mayor capacidad de crecimiento tienen. Creo que hay que empezar a ajustar el endeudamiento para tener un futuro con poca carga financiera y poder acceder a futuras inversiones”.
6. Oferta competitiva. La misma opinión es compartida por Fernando Garasa, gerente de la empresa Sergestur, especializada en procesos de renovación hotelera.
“Si has renovado tu producto, el precio de venta al público se situará muy por encima respecto al de la competencia. E incluso cuando se produce una bajada de demanda, los hoteles que están renovados siguen manteniendo una oferta competitiva muy potente con respecto a los que no lo están. Los turoperadores valoran mucho que los complejos turísticos estén renovados”, añade en la información de la publicación especializada en turismo.

7. Consolidación del crecimiento. En opinión de Miguel Vázquez, director del área de hoteles de la consultora Colliers International Spain, “los rendimientos de la planta hotelera vacacional española en los últimos tres años han sido históricamente altos. Nunca en Canarias y Baleares, por ejemplo, se habían registrado niveles de GOP por habitación como los registrados en 2017 y 2018 respectivamente”.

8. Indicadores clave. Y es que cuando se trata de hacer rentables las inversiones en un ciclo a la baja, hay que poner la lupa sobre los indicadores claves, según apunta Inmaculada Ranera, directora general de la firma consultora Christie & Co.

“Para hacer rentable las inversiones es necesaria una buena gestión de los recursos, apostando por la calidad de las instalaciones y de los servicios del hotel. El RevPAR puede seguir creciendo en caso de que la ocupación baje y el ADR suba, mientras la gestión de los costes se racionalice. Esto se consigue mediante el Asset Management, el Revenue Management y la ejecución de una buena estrategia, basada en el estudio de competidores, diferenciación y reposicionamiento”.

Por su parte, Luis Buzzi, socio responsable de Turismo de KPMG en España, cree que la bajada en las las pernoctaciones de turistas extranjeros “no implica que se haya perdido el posicionamiento de país o que vaya a afectar significativamente a las inversiones en el largo plazo”.

“Lo que implica es que el desajuste en la demanda es temporal. Lo importante, a efectos de inversiones, es la capacidad de brindar mayores y mejores experiencias al turista, pues esto supone un incremento de su gasto medio”.