El Parque Nacional de Garajonay restaura áreas degradadas

El Parque Nacional de Garajonay, en la isla de La Gomera, ha programado la restauración ecológica de zonas degradas con el objetivo de impulsar la conservación de los valores naturales y la riqueza de Garajonay.

La recuperación de zonas afectadas por el incendio de 2012 centrará los principales esfuerzos. La implantación de arbolado en zonas que quedaron muy disminuidas a causas del mismo y actuaciones de prevención serán la línea de trabajo del programa de mejora.

En declaraciones a AtlánticoHoy, el director del Parque Nacional de Garajonay, Ángel Fernández, reconoció que el proceso consistirá en "desbroces selectivos de matorral para crear los espacios y poder implantar las repoblaciones".

Las acciones preventivas se realizarán en áreas estratégicas, "sea en el interior del parque o sea en torno a las vías de comunicación, para reducir la carga de combustibles y ser lugares de mayor seguridad contra incendios forestales", confirma Fernández.

Además, la carretera Laguna Grande - Juego de Bolas será otro de los puntos centrales de acondicionamiento. "Mejorar la pavimentación, crear ensanches en los lugares donde hay sobreanchos para mejorar el flujo de la circulación y enterrar la tubería de la red de distribución insular de agua y dotarla de puntos de extracción para hacer uso en caso de incendio", explica el director del parque.

Por otro lado, también habrá "actuaciones de eliminación de especies exóticas invasoras, como la tunera y uña de gato".

El presidente del Patronato, Casimiro Curbelo habló tras el anuncio del acuerdo de la inversión. “Somos conscientes de que este espacio es un referente turístico, pero también la principal fuente de mantenimiento para nuestros acuíferos”, aseguró.

Para llevar a cabo la mejora de la infraestructura el parque recibirá una partida de 2,1 millones de euros para el 2017.