Canarias y la construcción de la tierra prometida para el sector audiovisual

Ni un solo experto se atrevería a negar en estos tiempos que Canarias se encuentra ante una oportunidad histórica para diversificar su economía y dejar de depender exclusivamente del turismo. De ahí que hayan proliferado tantos grupos de interés y asociaciones. El fenómeno se hace especialmente llamativo en el sector audiovisual. Las magníficas condiciones fiscales que se le brinda a empresas e inversores han provocado un ‘boom’ que la Asociación Canaria de empresas y profesionales de la animación, el videojuego y los efectos visuales aspiran a alargar en el tiempo.

Junto a otros gremios representan la iniciativa privada en un movimiento que han iniciado las instituciones públicas y que está contribuyendo de manera decisiva al crecimiento de la industria audiovisual y tecnológica en el archipiélago. Están convencidos de que es clave no dejarse deslumbrar por el brillo de las producciones cinematográficas y crear oportunidades de todo tipo. Dicen que esa es la manera de construir unas sólidas bases para esta rica y prometedora industria.

Marcos Martín (Salero Animation Studio) es el fundador y presidente de SAVE desde hace un año y medio. La creó junto a Luis Antón (Play Medusa) para paliar la necesidad de coordinar los intereses comunes que tienen los tres sectores que están unidos por la cultura digital y por la tendencia a expresarse con perspectiva internacional. Básicamente todos los profesionales se dedican a contar historias, aunque los modelos económicos de desarrollo sean diferentes, especialmente en el mundo del videojuego.

¿Cómo hacer animación y tener éxito desde Canarias?

En Canarias hay profesionales cualificados y existen las herramientas adecuadas para crear productos competitivos para los mercados internacionales de la animación, los efectos visuales y los videojuegos. Hay diversos ejemplos que lo demuestran. Sin duda, uno de los más significativos lo protagoniza “La Casa Animada” que con su Máster de Animación dio el primer empujón a algunos profesionales de las islas que se han hecho un hueco en el mercado.

Image

Cleo, la protagonista de la serie. | LA CASA ANIMADA

La productora ha reforzado además su papel de un referente en las islas con el acuerdo al que ha llegado con el canal Clan TV de TVE para la emisión de la serie Cleo y su participación en la coproducción de la segunda temporada. 

El secreto para triunfar, cuenta Marcos Martín está en replantearse el concepto con el que se engendran los proyectos. “Muchas veces los realizadores lo que quieren es sacar su historia independientemente de quien la vea. Estamos hablando de dos concepciones distintas de lo audiovisual y uno no tiene por qué ir en detrimento del otro”, revela. 

“Entendemos que hay que una parte de lo que se crea que no tendrá beneficio: películas de autor, cortometrajes… Pero si queremos crear una industria hay que generar proyectos que se consigan vender y distribuir. Lo que hay que tener claro es que hay sitio para todos”, añade.

La formación

La Asociación Canaria de empresas y profesionales de la animación, el videojuego y los efectos visuales cuenta con unos 50 socios. En su corta vida ha comprobado el interés que existe por parte de las multinacionales extranjeras por trabajar en Canarias, pero también el que tienen los jóvenes de las islas por crecer profesionalmente.

El obstáculo que encuentran es la falta de oportunidades formativas. “Hay gente que se ha formado online y ha podido trabajar a distancia o se ha ido fuera. Predisposición creo que sí hay, lo que se necesita es darle visibilidad a la formación. Hay que hacer actividades para que sepan que es una profesión de la que se puede vivir”, comenta Marcos.

De entre las líneas de actuación en las que está trabajando SAVE ésta es la de mayor importancia. Por un lado está colaborando con el Cabildo de Tenerife para formar a profesores con el objetivo de en dos años los centro de Formación Profesional públicos puedan dar un grado de animación a los videojuegos. Por otro lado también ayudan a la Universidad de La Laguna en el desarrollo de títulos propios como la reedición del de Videojuegos y un curso de experto en animación, que permita acceder al máster junto con otro curso de experto en proyectos.
¿Y si desaparecen los incentivos fiscales para el sector audiovisual?
Image
Foto alusiva. | IMAGEN DE LA RED

El riesgo existe y debe servir de impulso. Ese es el planteamiento que se hacen las asociaciones del sector audiovisual. Para Marcos Martín de SAVE “los incentivos son solo una parte del ecosistema” que es la que está haciéndolo crecer. La llave que permite aprovechar el riesgo reside en la disposición a “reforzar la formación y las sinergias con quienes vienen”, recalca. 

La idea es aprender de la experiencia de lo sucedido en Galicia que el sector decayó cuando desaparecieron los incentivos y no olvidar que “en Londres, Irlanda, Canadá o Francia se sigue produciendo porque hay incentivos”. 

Teniendo en cuenta lo anterior, SAVE considera que el reto fundamental de 2017 es localizar al inversor. “En Gran Canaria se ha formado Macaronesia Film y queremos que se siga trabajando en esa línea. Sin eso no tiene sentido el artículo 36.1 en la deducción por inversiones en producciones cinematográficas en Canarias y que se refiere a las españolas”, afirma Marcos. 

El presidente de la patronal de la animación, los videojuegos y efectos visuales en Canarias incide en que “hay comunidades como Navarra que se están llevando producciones que podrían venir aquí y lo hacen porque tienen unas condiciones que aquí no existen ya que tienen la capacidad de legislar”. Por eso, apuesta por “buscar otras alternativas para ser competitivos”.

Apoyo a la iniciativa privada

En el camino por hacer de Canarias un lugar estratégico para el sector audiovisual y de las nuevas tecnologías, los profesionales del sector de la animación, el videojuego y los efectos visuales consideran fundamental que las instituciones públicas sirvan de apoyo a la iniciativa privada.

“Para mí no tiene sentido que se apoyen eventos como la Orange League y que no haya ningún apoyo institucional para generar videojuegos en las islas si se compara con la ayuda de dos millones que se pretende aprobar para lo audiovisual”, destaca Marcos, antes de adelantar que uno de los anhelos de SAVE es que se cree una línea similar de ayuda para el videojuego.

“Debería haber más apoyo, pero no un tipo de ayuda que entiende las necesidades y acepta las ideas, pero las desarrolla sin contar con esa asociación o grupo que se las presentó. De lo contrario no se generan sinergias”, apuntilla.

Proyectos

Una de las principales cualidades de la directiva de SAVE es su predisposición para dejarse notar proponiendo soluciones. En su corta vida se han sentado en la mesa de negociación en la que se desarrolló la propuesta de cambio en el Certificado de Obra Canaria para adaptarlo a la animación y al videojuego, están trabajando con Proexca en engendrar un especial que recopile los videojuegos que se han hecho en las islas y hasta planean crear un vídeo de animación para enseñar a los productores e inversores que explique las ventajas fiscales que hay en Canarias. “Y queremos desarrollar, un festival de animación online que coloque a las islas en el mapa, aunque no sé si lo vamos a conseguir”, remata Marcos Martín.

Image

El equipo de la Asociación de la Animación, los videojuegos y los efectos visuales. | SAVE

La expansión y sus obstáculos

Reconocen en SAVE que han tenido bastante apoyo tanto del Cabildo de Tenerife como del Gobierno de Canaria y tienen pendiente reforzar lazos con el Cabildo de Gran Canaria. “Pretendemos que se nos identifique como una asociación regional y que se cuente con nosotros”, especifica su presidente. Paralelamente trabajan en convertirse en referentes para las empresas tanto locales como foráneas como la italiana Mondo TV.

Aunque no lo parezca, cuenta Marcos Martín que el camino de SAVE no está siendo fácil. “Antes de crear la asociación, tuve mucha relación con DICA (Asociación de Diseñadores Canarios). Siempre me decían que éste es un trabajo poco agradecido y lo he notado”, indica. En todo caso asegura que era un riesgo asumido de antemano.  

“A día de hoy los socios no pagan cuota, solo hemos tenido financiación por organizar algunas actividades y gracias a eso podemos contar con nuestra adjunta a la gerencia que es Ilka Tapia”, explica, al tiempo que deja claro que pese a los inconvenientes su implicación con la causa es máxima. 

Un nuevo modelo

El planteamiento está claro.“Tenemos que apostar fuerte por la formación y sacar proyectos de aquí pero también hacer porque vengan de fuera. Esto es como el pez que se muerde la cola. No puede formar a gente que va a quedar en el paro ni podemos hace que vengan muchos proyectos sin profesionales preparados para que los puedan asumir. Esas dos cuestiones hay que abordarlas en paralelo”, resume Marcos Martín. 

Image

Marcos Martín durante la entrevista en la redacción de AtlanticoHoy.com. | ATLANTICOHOY.COM

El modelo económico que proponen para el sector audiovisual está basado en la búsqueda de la financiación a través de “préstamos reembolsables o con pignoración de incentivos fiscales”, pero plantean pedir ayuda a fondo perdido. “Creemos que ese modelo forma parte del pasado”, apostilla el presidente de SAVE. 

Lejos está su postura de las críticas al apoyo a la llegada de proyectos internacionales y nacionales al archipiélago. “Ocurre en general en el mundo audiovisual. Está muy bien que se reclame ayuda para la producción canaria y se identifique lo audiovisual como una cultura, pero también hay que entender que las empresas de fuera que se instalan aquí contratan a gente, además de beneficiarse de los incentivos fiscales. Hay que defender lo de uno sin atacar lo del otro”, destaca Martín.