¿Has sufrido el azote de los grafiti? Te contamos los avances en la lucha contra estos actos vandálicos

¿Sabrías diferenciar entre vandalismo callejero y el grafiti como manifestación artística?
La diferencia no solo radica en el criterio estético sino, sobre todo, en el lienzo empleado. Este último matíz se convierte en un grave problema para las arcas municipales y el bolsillo de los ciudadanos cuando la pintada se efectúa en la fachada de un negocio, vivienda, edificación patrimonial o elemento artístico.

El pasado año, ayuntamientos como el de La Laguna invirtieron 60.000 euros en limpieza de grafitis, mientras que Santa Cruz de Tenerife cifró en 153.000 euros lo que cuesta eliminar las pintadas vandálicas al año. Estas partidas aumentan cada año en capitales como Madrid, con doce millones de euros anuales para tal fin, o en en Barcelona, por ejemplo, donde se invierten 10.800 euros al día en eliminar grafitis y carteles, fondos a todoas luces más necesarios para otros ámbitos pero que acaban destinados a disolventes y equipos de limpieza.

En su lucha contra este acto vandálico, agentes de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife, adscritos al servicio de Protección del Entorno Urbano (Proteu) han tramitado durante el presente mes ocho actas sancionadoras contra diversos grafiteros como autores de múltiples pintadas en la capital tinerfeña. Este trabajo policial ha sido reforzado por las labores del equipo grafológico contratado por el Ayuntamiento santacrucero, que ha permitido atribuir estos grafitis a personas concretas.

Fruto de esa labor se ha acreditado a un joven de 17 años la autoría de más de 200 pintadas en la capital, además de localizar grafitis de un mismo autor por toda la isla de Gran Canaria, en el metro de la ciudad de Barcelona, La Laguna y Santa Cruz de Tenerife.

Al respecto, la primera teniente de alcalde y concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Zaida González, ha manifestado su satisfacción porque “se está trabajando mucho y bien para castigar este tipo de actos vandálicos que, además de afear nuestra ciudad, suponen un importante gasto para administraciones y vecinos”. "No vamos a descansar para que quien ensucie Santa Cruz lo acabe pagando de una u otra manera”, subraya.

El cuarto teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, ha confirmado la intención de  "actuar por la vía penal contra todo aquel que contravenga las ordenanzas municipales y estropee el patrimonio cultural de Santa Cruz con este tipo de comportamientos incívicos. Queremos que el que dañe nuestra ciudad, lo termine pagando”.

Grafología
Los grafólogos, con el estudio de los trazos, tipografía, sentido de las líneas, estudios geométricos y pautas de estos grafitis, unidos al análisis de redes sociales y vídeos, han podido determinar la autoría de los mismos de manera científica.

Los policías locales se han centrado en perseguir las pintadas conocidas como “tags” o firmas con las que muchos de los infractores han marcado infraestructuras, mobiliario urbano, propiedades públicas y privadas, así como elementos del patrimonio cultural de la ciudad.

Image

Casi cualquier calle del centro de la capital tiene pintadas | ATLÁNTICOHOY

Estos actos vandálicos realizados por Difa, Riok, Saker, Dasco, Fundamento, Sok, Ask o Tonk. Además, en estos momentos ya hay iniciados nuevos expedientes para poder sancionar a otros infractores por idénticas actuaciones.

 El caso más llamativo ha sido el que tiene como protagonista a un joven de 17 años que firma como Riok, al que han logrado atribuirle cerca de 200 pintadas en la capital tinerfeña.

En el municipio, sus firmas han afectado a lugares como la plaza de Europa, calles Castillo, San Juan Bautista, Doctor Allart, avenidas Ángel Guimerá, Islas Canarias y Ramblas de Santa Cruz, entre otras. Con el estudio de 10 muestras se ha concluido su autoría, que en muchos casos se refrenda en sus perfiles de las redes sociales, donde llega a dar todos los detalles de sus acciones.

El autor ya había sido interceptado por la Policía Local santacrucera pintando paredes en la zona de Cabo Llanos a primeros de enero del año 2015.

Image

Ejemplos de firmas en un inmueble capitalino | ATLÁNTICOHOY

Asimismo, los informes periciales caligráficos han permitido atribuir a un joven de 18 años las firmas denominadas como Difa, que fueron denunciadas por los policías locales en lugares como la calle José Emilio García Gómez o la avenida Islas Canarias. En muchas ocasiones los grafiteros posan juntos en imágenes publicadas en redes sociales mientras realizan sus pintadas, esos son los casos de Saker o Dasco.

Otro de los sancionados es un joven de 18 años, cuya firma es Fundamento, texto al que añade un número correlativo según va pintando lugares como la plaza Isla de La Madera, las calles José Hernández Afonso, Cambullón o la propia avenida Tres de Mayo. En las zonas deportivas y de esparcimiento del entorno de la calle Eladio Roca Salazar dejó su huella Sok, quien también muestra en redes sociales la realización de estos actos vandálicos, incluso existe un vídeo en el que se atribuye pintadas por toda la isla.

Uno de los últimos casos ha sido la sanción un menor de edad, de 15 años, que firma como Ask y que comenzó su andadura en La Laguna, donde la Policía lagunera logró interceptarlo para después realizar pintadas, preferentemente en mobiliario urbano de la capital.

De hecho, en municipios como La Laguna se contabilizan también centenares de pintadas en el casco histórico, especialmente en el "triángulo" formado por la parte alta de La Concepción, el final de Herradores y el Cristo, zona que concentra el conjunto histórico de La Laguna, que es también la de mayor protección y que, sin embargo, tampoco se salva de la lacra del grafiti. Se pueden localizar al menos unos 200 puntos con pintadas, ya sean individuales o agrupaciones de estas.

Estas manchas, firmas sin sentido y dibujos sin mensajes, restan atractivo a las construcciones y otros elementos con los que cuenta un enclave que hace ya cerca de dos décadas, en 1999, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El Ayuntamiento solo puede actuar en aquellos espacios de carácter público sobre los que se haya detectado este acto vandálico. Sin embargo, muchas de las pintadas se reflejan en muros de propiedad privada, lo que no entra dentro de la jurisdicción municipal, pero tampoco se pueden dejar indefinidamente porque afea el entorno general y patrimonial.

Image

Ejemplo de las temidas firmas |ATLÁNTICOHOY

Penas por Ley

En España, tras la reforma del código penal, quien cause daños por deslucimiento valorados en más de 1.000 euros puede pagar una pena de 6 a 24 meses de multa, lo que equivale a desde 1.000 a más de 4.300 euros.

Además, el grafitero tiene desde ese momento antecedentes penales (lo cual es un problema para encontrar ciertos empleos), y el tiempo de prescripción de la pena será de cinco años.

Si hay tres delitos en un plazo corto, la multa será de hasta 30.000 euros.

En caso de que el delito sea menor de 1.000 euros, el tiempo de prescripción será de seis meses a un año, y la multa entre 180 a 540 euros.

En otros países como Dinamarca, se castiga tales acciones con 4000 euros y un mes de prisión (con ocho horas de trabajo efectiva en prisión diarias obviamente). En Alemania, esta manifestación cultural es considerada un delito que, cuando afecta a edificios públicos se castiga con elevadas multas y hasta dos años de prisión, y provoca, en ciudades como Berlín o Colonia, daños que llegan a los 50 millones de euros al año.

Image

Grafitis en calle Numancia de la capital tinerfeña | ATLÁNTICOHOY

Reaparición:
Vuelven a realizar pintadas nada más actuar contra ellas, por lo que es necesario otro tipo de medidas como las siguientes, adoptadas por numerosos ayuntamientos.

  • Charlas desde el colegio para crear conciencia cívica
  • Mayor contundencia en la persecución de los artífices
  • Medidas correctoras (multas,limpieza obligatoria)
  • Medidas disuasorias (multas, vigilancia)
  • Medidas como prohibir la venta de aerosoles y rotuladores a menores de 18 años.
  • Creación de un archivo de grafiteros
  • Teléfono de denuncias
  • Búsqueda de espacios alternativos para ese uso: Algunos vecinos de la capital han presentado bocetos para pintar muros y paredes en mal estado, iniciativas que han sido permitidas y respaldadas por las autoridades.
  • Localización de paredes aptas y formento de un uso creativo de las mismas
Image

Las paredes de los edificios son usados como lienzos | ATLANTICOHOY


Pintadas indiscriminadas
Todo soporte parece adecuado para quienes realizan las pintadas, desde un cajetín eléctrico, a un muro dañado por el tiempo -o sin dañar-, o a una piedra de cierta antigüedad. Las "actuaciones" con criterio estético son, en estos casos, casi inexistentes.

Según los expertos, si no se eliminan las mismas a la mayor brevedad posible, las pintadas ofrecen una·mala imagen de una zona durante largo tiempo, lo que incentiva que los jóvenes lo vean como algo normal e incluso les incentive a proseguir con esta actividad pues "falta respeto al entorno".

El precio del vandalismo: ¿Cuánto cuesta eliminar un grafiti?

El grafiti es una manifestación artística cuando se realice en espacios designados para tal fin. De lo contrario, eliminar una pintada puede ser extremadamente costoso tanto en esfuerzo (algunas son casi imposibles de borrar, como las realizadas con ácido fluorhídrico, o en función del lienzo sobre el que se ha realizado) como por el tiempo y dinero empleados en la labor.

Image

Operario en labores de limpieza | AYTO SANTA CRUZ

El importe de la limpieza es elevado, especialmente si se realiza en bustos o esculturas. La eliminación requiere una gran profesionalidad y conocimiento de los medios en los que interviene. Existen superficies muy sensibles cuyos materiales, si no se utiliza un producto específico, podrían cambiar su apariencia después del tratamiento.

Con respecto a las fachadas, algunas empresas pueden ofrecer presupuestos de cerca de 35 euros por metro cuadrado en caso de escaparates de cristal, o 25 euros por m2, en caso de ladrillos o cemento.

Asimismo, una pintada, dependiendo de la ciudad en la que se haga, puede depreciar el valor de una vivienda hasta un 15 por ciento, según un estudio del The North Denver Tribune.