¿Sabías que los cañones submarinos están amenazados por la contaminación y los vertidos?

El 90 por ciento de los cañones submarinos del mundo, una de las principales estructuras geomorfológicas de los márgenes continentales, se encuentran "desprotegidos" ante las amenazas de la pesca, la contaminación y los vertidos.

  

 Así se desprende de un estudio multidisciplinar en el que han participado investigadores del Instituto Español de Oceanografía (IEO) y del Instituto de Ciencias Marinas de Barcelona (ICM-CSIC), que han revisado el estado ecológico de los cañones submarinos y las estrategias para su conservación.
 Estos ecosistemas comunican la plataforma continental con los fondos marinos y son refugio, hábitat y lugar de cría de muchas especies de seres vivos, como los corales de agua fría.
 Además, son ricos en nutrientes, lo que los convierte en lugares preferentes de alimentación para peces, crustáceos y mamíferos marinos.
 "Y donde hay peces hay pescadores y, por tanto, son lugares que contribuyen a la economía local", según la investigadora Ulla Fernández-Arcaya, del Centro Oceanográfico de Baleares del IEO; "un ejemplo de ello es la importante pesquería de gamba roja que se concentra en los cañones del margen continental catalán".
Los impactos de la contaminación
 Los investigadores alertan de que, además de la pesca, los cañones sufren los impactos de la contaminación, el vertido de residuos mineros terrestres, la acumulación de basura y la extracción de petróleo y gas.
 Por otro lado, los efectos del cambio climático pueden modificar a largo plazo la intensidad de las corrientes dentro de los cañones, lo que afectaría a la estructura y el funcionamiento de sus comunidades y a la cantidad de nutrientes que llegan a los ecosistemas profundos.
 Fernández-Arcaya señaló que el presente estudio "no solo identifica la importancia ecológica de los cañones, sino que destaca la necesidad de una mejor comprensión de los impactos antropogénicos en sus ecosistemas".
 Se estima que existen alrededor de 10.000 grandes cañones submarinos en el mundo, algunos de ellos con más de 2.000 metros de profundidad y cientos de kilómetros de longitud.
 Pese a su relevancia ecológica, solo el 10 por ciento está custodiado dentro de Áreas Marinas Protegidas (AMP) y estas no están distribuidas equitativamente en los distintos países, señala el estudio.
Monitoreo ecológico

 En el caso de España, la protección se centra exclusivamente en las zonas más someras de los cañones, pese a la importancia de proteger los sistemas completos por su papel relevante como conexión entre la plataforma continental poco profunda y los fondos abisales.
 Por ello, los científicos insisten en la necesidad de combinar las investigaciones de diferentes disciplinas para tener una visión completa de lo que sucede en estas estructuras morfológicas submarinas.
 "El estudio evidencia qué tipo de nuevas tecnologías de monitoreo ecológico continuo, como las plataformas bénticas video-cableadas, se pueden aplicar en estos complejos ambientes", explicó el investigador Jacopo Aguzzi, del ICM-CSIC