Cómo conquistar marcas internacionales a través de una cámara

Con apenas 22 años cumplidos, la tinerfeña Ester Cuni se ha convertido en una de las referencias de Instagram con más de 200.000 seguidores. Aunque fue recomendada en 2015 por la red social especializada en fotografías como una de las mejores cuentas del mundo a seguir, Ester confiesa que no le gusta que le llamen ‘instagramer’ ni ‘influencer’, declarándose fotógrafa y creadora de contenidos.

A pesar de su juventud y de su amor por las fotos y el diseño gráfico, también cuenta con más de cinco años de experiencia en consultoría, formación y selección de personal dentro de la empresa Cuni & Asociados, de la que también es actualmente Social Media Strategist.

Image

Ester Cuni | INSTAGRAM ESTERCUNI

“Todo empezó por un hobby, porque me gustaba mucho la fotografía como afición”, indica Ester en relación a los primeros pasos de su irrupción en las redes. “Conocí a mi pareja Marco, que también sabía de fotografía, y aprendimos juntos recorriendo Tenerife durante todo un verano”, añade.

Junto a Marco (Hernández Luis) creó el blog Trip of Two, donde comparten con sus seguidores las aventuras por las islas y otros viajes de placer y trabajo. “Cuando salimos a hacer fotos, tratamos de disfrutar. No vamos con el objetivo de sacar seis fotos que salgan perfectas. Hay días que nos volvemos sin ninguna y otros con diez”, afirma Cuni. “Las emociones regulan mucho lo que haces. Si estás mal no puedes ser creativo, por eso intentamos que sea un hobby”, aclara.

Ante la duda de elección entre el Instagram o el blog como soporte para subir una foto, explica que no tiene problemas para la selección de imágenes, ya que uno complementa al otro. “El blog es un adjunto a nuestras redes sociales para poder contar más allá de lo que pasaba en nuestro Instagram, donde solo elegíamos las más bonitas o visuales de nuestros viajes. Usamos el blog como un storytelling”.

Una de las claves que potencian las imágenes son los paisajes que la tinerfeña reproduce a través de su cámara del Archipiélago. “Lo que ofrece Canarias nos ha ayudado a alcanzar lo que hemos conseguido. En Madrid o Barcelona no hay los paisajes que hay aquí. Estamos a una hora del Teide y de otros lugares increíbles y puedes hacer fotos muy llamativas. Y en eso es en lo que nos hemos posicionado”, resalta la creadora de contenidos.

“Un día estás en la playa, otro sacas un paisaje de montaña y otro día vas a otra isla, como Gran Canaria y sus dunas. Tenemos en las islas un potencial paisajístico  brutal y no cansa tu contenido”.

Image

Ester Cuni y su pareja Marco | INSTAGRAM ESTERCUNI

Ester decidió registrarse en Instagram en el año 2014. Su enorme crecimiento en estos tres años solo es alcanzable para unos pocos elegidos. “Algunos dicen que es suerte, pero yo creo que la suerte está en el momento y lugar oportuno”. Su trabajo y su pasión es la que la ha situado en el escalón de los influencers y sabe que eso no se consigue por el azar. Aunque eso sí, recuerda el momento que cambió el devenir de su cuenta. “Antes de que Instagram fuera comprada por Mark Zuckerberg era una red más creativa. Cada dos semanas nominaba a los mejores 200 perfiles de todo el mundo y te exponían a toda su comunidad. Primero reconocieron a Marco y luego a mí en dos ocasiones. Crecimos muchísimo gracias a esta promoción”.

Para lograr ese reconocimiento internacional su trabajo en la edición de las fotografías ha sido metódico. “Puedo estar entre 15 y 20 minutos como mínimo. Es complicado, sobretodo yo”, reconoce entre risas Ester, que señala a Marco como “más pragmático”.

Ester Cuni se diferencia de otros blogueros y blogueras principalmente por el proceso global, es decir, desde el sacado de una foto hasta su publicación en la red. “Hay ‘bloggers’ que están en un lugar, sacan una foto y la suben. Yo la hago, la trabajo… El trayecto desde que la saco hasta que la publico tarda un poco más de tiempo”.

Image

Ester Cuni en Las Cañadas del Teide | INSTAGRAM ESTERCUNI

Esta diferenciación en la metodología ha visto sus frutos, no solo en su cuenta personal de seguidores en las redes sociales, sino en trabajos con marcas nacionales e internacionales. “Por eso me gusta posicionarme como creadora de contenidos, porque lo que yo ofrezco a las marcas es contenido y me permite diferenciarme de ese modo”. Airbnb, Seat, Huawei o Coca Cola, entre muchas otras, son las compañías con las que ha colaborado la influencer canaria. No obstante, su experiencia con compañías de nuestras Islas se reduce a colaboraciones turísticas como “la empresa de Turismo de Lanzarote o la de Gran Canaria”.

Pero la cosa no termina ahí. Su juventud plagada de éxito no frena sus ambiciones y ya tiene la ruta a seguir junto a su pareja Marco. “Tenemos muchos proyectos. Sí que intentamos seguir trabajando poco a poco con marcas y nos gustaría fidelizarnos con algunas e ir marcando nuestra propia marca”.