El vertido de combustible se ha evaporado en un 80 por ciento

El vertido de combustible originado tras la rotura de tuberías en el puerto de La Luz de Las Palmas, provocado por el choque del ferry de Naviera Armas, se ha reducido en un 80 por ciento, según desvelan las imágenes tomadas recientemente por el helicóptero del Grupo Especial de Salvamento (GES).

Asimismo, las playas de San Cristóbal a Gando han quedado abiertas al baño para su disfrute tras constatarse que la mancha de gasóleo se ha reducido a menos del 20 por ciento del vertido que se produjo tras la colisión del barco de Armas en el Puerto y, además, se mantiene alejada de la costa.

La decisión ha sido tomada por la Dirección del Plan insular de Emergencias del Cabildo tras las últimas reuniones de coordinación con el resto de administraciones y cuerpos y tras los últimos informes e inspecciones realizadas desde el aire y desde tierra, que constatan que el gasoil no ha llegado a la costa ni es previsible que lo haga, si bien se mantiene la prudencia.

El buque Miguel de Cervantes, la guardamar Polimnia y la salvamar Nunki han retomado hoy los trabajos que realiza Salvamento Marítimo para dispersar el gasoil, que alcanza una superficie de 8,5 millas. Asimismo, Salvamento Marítimo tiene previsto que tanto su avión Sasemar 103 como el helicóptero Helimer 210 se releven durante esta jornada para realizar labores de inspección a la mancha.

Este incidente medioambiental alcanza desde la costa del barrio capitalino de San Cristóbal hasta la punta de Gando, cerca de la Base Aérea, mantiene el nivel de alerta insular.

El Cabildo actualizó en la tarde de ayer su declaración de emergencia por el vertido de gasoil al mar desde el muelle Nelson Mandela esa misma tarde y la amplió a los municipios de Ingenio y Agüimes por previsión, pero hoy Protección Civil ha inspeccionado las playas de estos dos municipios del sudeste grancanario y ya han sido sacadas de su zona de influencia.

No manipular los restos del vertido

Según ha informado la Institución insular, el resto del vertido más próximo a la costa se encuentra a un kilómetro, según la inspección que realizó a primeras horas el helicóptero del Gobierno de Canarias, que ha especificado que la mancha tiene una extensión de unos 8,5 millas -13,6 kilómetros-. El Cabildo recuerda que cualquier persona que aviste restos del vertido cerca de la costa o que vea a alguna fauna afectada se abstenga a su manipulación y que, en su lugar, avise al 112.

Los servicios de emergencias de todas las diferentes administraciones públicas con competencias en este asunto se mantienen vigilantes y cualquier incidencia sobre el vertido será comunicada de las redes sociales del Gobierno canario y el Cabildo de Gran Canaria.


La previsión del comportamiento de la mancha de gasoil que se produjo en la noche del viernes tras la colisión de un barco de la Naviera Armas contra el muelle Nelson Mandela, en el puerto de Las Palmas, es que se termine de evaporar durante esta jornada. El vertido fue de unos 60.000 litros de gasoil, pero la mitad pudo ser recogido de forma mecánica en un primer momento y, ahora, su grosor apenas alcanza el milímetro.

Desde la jornada de ayer sábado la mancha está siendo batida por las hélices de los tres barcos activados por Salvamento Marítimo para propiciar la evaporación de un combustible que es ligero y volátil, objetivo al que ayudan las altas temperaturas que reinan en la isla este fin de semana

Un comunicado emitido por el Ayuntamiento de Telde explica que, aunque el riesgo potencial para la salud es bajo, se ha preferido tomar la medida preventiva de cerrar al baño y a las actividades náuticas este domingo las playas de la zona de influencia, de San Cristóbal a Gando, para evitar el posible contacto de los bañistas con hilos de gasoil. La situación no superará, previsiblemente, las 24 horas.

Salvamento Marítimo combate la mancha de gasoil, que deriva hacia el sur

Naviera Armas abre investigación para esclarecer fallo de energía del buque