5 Tendencias de marketing digital en la industria turística para 2021

La pandemia ha sido un duro golpe sin duda para el turismo y los viajes, viendo afectados  a muchos países y zonas que sobre todo son muy dependientes del turismo como es el caso de Canarias. Con los últimos acontecimientos, sabemos que no se va a volver a la normalidad tan pronto, pero es esencial comenzar con una planificación a medio y largo plazo desde ahora. Aunque el grado de incertidumbre es grande, hay algo en lo que todos los expertos de la industria turística coinciden, y es que los viajes y el turismo serán diferentes en el futuro.

Los responsables de promoción turística están intentando hacer lo mejor que pueden con las diferentes campañas de promoción, pero es vital conocer lo bueno, lo malo y el peor escenario de lo que nos queda para el resto del 2020 y el próximo año 2021, para que en base a este análisis, se establezcan las estrategias de marketing turístico.

Tendencias turísticas post-covid

  1. La apertura a los viajes internacionales tardará aún en llegar

Se pensaba que los viajes internacionales se frenarían solamente durante 2020, pero en estos días anuncian una nueva cepa del virus en Reino Unido, y la mayoría de los países europeos cierran sus fronteras al turismo británico. Esto indica que los viajes domésticos probablemente continúen también a comienzos del 2021 y las tendencias que sigan los turistas en cuanto a los viajes serán las siguientes:

  • Si las personas viajan, será por necesidad y para cosas esenciales
  • Pequeñas “staycations”. Vacaciones en lugares cercanos a su residencia
  • Viajes cortos para ver a familiares y amigos
  • Buscarán ofertas en paquetes de viajes y el gasto durante el viaje se verá reducido
  • Habrá un temor de verse aislados en el destino al que viajen por un posible nuevo brote del virus
  1. “Destinos Burbuja”

Australia y Nueva Zelanda fueron los primeros países en proponer esta idea única al ser países muy poco afectados por el virus y haber cerrado sus fronteras sin permitir la entrada de turismo. Las zonas menos afectadas por la pandemia podrían ser destinos más seguros para aquellos que quieran viajar.

  1. La disminución del turismo gastronómico

La restauración es uno de los sectores a nivel turístico más castigado junto con los hoteles y alojamientos y tienen un difícil reto ante ellos, pues muchos están obligados a cerrar al no tener zona exterior. Muchas ciudades y gobiernos están facilitando permisos para que puedan poner terrazas al aire libre ya que en el interior se comienza otra vez con estas nuevas oleadas a prohibir el servicio por el riesgo de contagio que conlleva.

Este es un dato a tener muy en cuenta a la hora de ayudar a la restauración, pues con el invierno tampoco las terrazas serán una opción muy cómoda a no ser que las habiliten con calefactores. Muchos dueños de restaurantes han ampliado sus servicios con el reparto a domicilio.

  1. El temor a viajar

El cambio en el comportamiento de los pasajeros de aerolíneas tras la crisis sanitaria del Covid-19, las restricciones en los viajes y la consiguiente crisis económica ha tenido como resultado una gran disminución en la demanda de servicio de transporte aéreo.

A pesar de las medidas de distanciamiento social en las aerolíneas que en muchos casos no son suficientes, provoca que no ofrezca seguridad a los viajeros, especialmente para viajes de larga distancia.

Los organismos turísticos de promoción deberían poner el foco en atraer a los visitantes por otros medios de transporte. El turista percibe más seguridad en viajar en coche con la familia, en barco, o en tren. Por eso también algunos destinos se están centrando en atraer al turista de alto poder adquisitivo, pues pueden incluso optar por medios de transporte privado aéreo.

La opinión generalizada es que viajar por placer no se va a reactivar como antes hasta que la vacuna no ofrezca seguridad o hasta que la pandemia desaparezca. La mayoría de las predicciones futuras indican que los vuelos internacionales no volverán a los niveles pre-covid 19 por lo menos hasta el 2023.

  1. Disminución en el inventario de Airbnb

Muchas ciudades y destinos han visto un enorme aumento de las propiedades de Airbnb en todo el mundo en la última década. Ha creado una nueva comunidad de propietarios que manejan múltiples viviendas. Hay evidencias que indican, que con esta crisis sanitaria, muchos de estos propietarios están intentando vender estas casas a medida que el turismo ha ido disminuyendo.

Las propiedades que estaban siendo usadas como Airbnbs en diversas ciudades, están siendo alquiladas a locales por periodos de más larga duración con descuentos especiales. Esto ha mermado el inventario de Airbnb y empujado a los clientes de nuevo a los hoteles y a otro tipo de alojamiento vacacional para las vacaciones de 2021.

Airbnb se recuperará y será tan fuerte como lo era en el futuro, pero su suministro de anfitriones ofreciendo sus apartamentos o casas disminuirá en el 2021.

  1. Vacaciones en casa / Mercados internos

El poco turismo que ha habido en el 2020 ha sido local. La combinación de las restricciones en los viajes,  unido al miedo de volar, mantendrá a la gente en su lugar de residencia o sitios más cercanos en los próximos meses. Ver a los amigos o a la familia será suficiente a corto plazo para darle a las personas ese sentido de escapar y conectar.

Los organismos de promoción turística ya han hecho campañas y las seguirán haciendo para incentivar el turismo local. Es necesario más que nunca el apoyo a los negocios locales y parece ser que seguirá siendo así en 2021.

  1. La vida nocturna será seriamente restringida

Aquellas localizaciones o destinos que atraigan multitudes basados en la vida y ocio nocturno van a sufrir mucho en los próximos tiempos (por ejemplo Ibiza, Cancún, Bali..). Los bares y clubs nocturnos son muy peligrosos para la propagación del virus. Se espera que muchos países y ciudades cambien su estrategia de atraer turismo de ocio y diversión y se enfoquen en un turismo de élite. Los festivales, eventos y turismo deportivo también sufrirán.

  1. Los espacios al aire libre

La gente se sentirá más segura en los espacios grandes y abiertos. Se ha visto durante el confinamiento como las personas después iban a las montañas, a los lagos y al monte a caminar y pasear al aire libre.

Esta tendencia continuará en 2021 a medida que se relajen las restricciones y se convertirá en una tendencia clave en el turismo. Escapar de las multitudes y encontrar espacios al aire libre será una experiencia por la que la gente pagará.

Algunas propuestas podrían ser Gampling, propiedades turísticas más aisladas o hoteles en la naturaleza que ofrezcan actividades al aire libre.

  1. Viajes de trabajo remoto de larga duración

El virus ha acelerado el movimiento de trabajar desde casa. El auge del nómada digital también ha sido una tendencia en los últimos años.

Los organismos turísticos inteligentes tratarán de atraer a este tipo de viajeros de larga duración. Visitarían el destino y gastarían dinero en un periodo más largo de tiempo.

La pandemia ha ocasionado un deseo de la gente de escapar de las ciudades a corto plazo, pero esto se convertirá en una tendencia a largo plazo. Se ha llegado al entendimiento de que la gente puede trabajar en países más baratos, que pueden pasar meses en un país o región donde la pandemia esté más controlada.

  1. El encarecimiento de los vuelos en 2021

Según comiencen a trabajar de nuevo las aerolíneas, tendrán que ofrecer incentivos con vuelos baratos, pero veremos seguramente una guerra de precios con las grandes aerolíneas, que llevarán a las más pequeñas fuera del negocio. Las grandes serán cada vez más fuertes.

Cuando nos adentremos en 2021 con una menor competencia en los cielos, la necesidad de comenzar a hacer dinero, unido a un menor número de pasajeros, hará que los precios del transporte aéreo suban. Viajar alrededor del mundo no será tan barato como lo era antes. Cuando el impacto del precio se una al factor del miedo a volar, los viajes de larga distancia se verán perjudicados.

Con el recorte de los viajes de negocios (otra entrada que históricamente ha beneficiado a la aviación y al turismo), tendrán que aumentar los precios para cubrir costes en otras áreas.

El mayor giro a toda esta situación será que el mundo entrará en una profunda recesión. Los viajes de larga distancia simplemente no serán asumibles para muchos.

 

Con el tiempo, las cosas cambiarán, pero ahora mismo, estas son las tendencias y cambios que ocurrirán tras la pandemia, y que los organismos turísticos deben tener en cuenta para planificar su estrategia y promoción.

5 tendencias de marketing para el sector turístico en 2021

Teniendo en cuenta estos cambios y tendencias en el sector turístico y los viajes, las empresas de esta industria, o por lo menos aquellas que logren sobrevivir a esta situación, tendrán que saber de la importancia de seguir haciendo marketing, y estas son las tendencias a nivel de marketing de cara a 2021 que deben tener en cuenta y aplicar si quieren mantenerse en el tiempo.

  1. Vuelta atrás a los básicos del SEO

Ahora más que nunca, los usuarios y potenciales clientes se inspiran, buscan y compran de forma online. Ser encontrados cuando los usuarios buscan en internet a través de palabras clave en tu área, industria, tipo de negocio, o experiencia profesional, se ha vuelto más esencial que nunca.

Los grandes jugadores (Expedia, Booking, Tripadvisor) continuarán gastando más que los demás en Google Ads, pero a las marcas se les requiere que tengan webs optimizadas para el móvil, webs que carguen rápido, con contenido nuevo y relevante. La autoridad de dominio, con relevantes URLs junto con los enlaces internos y externos de calidad, son más importantes que nunca.

Esto también implica manejar eficazmente la presencia de la marca en Google My Business, para asegurarnos que la información se muestra de forma relevante y en el momento indicado cada vez que los usuarios buscan en Google. Después de todo, Google representa más del 92% de las búsquedas globales en internet.

2. La empatía supera a la promoción

Durante la primera oleada de la pandemia, muchas marcas estaban silenciosas en sus redes sociales. Otras, por el contrario, enviaban newsletters promocionales de una forma desmesurada. El punto intermedio que es el ideal, es el que pocas marcas alcanzaron exitosamente.

Lo más importante es que las marcas muestren empatía en sus comunicaciones y se centren en menor medida en las ventas y la promoción. Ahora mismo es mucho más importante la conexión humana y contar historias (storytelling). Los post de agradecimiento son siempre una buena idea o etiquetar a una compañía local, proveedor o producto que se quiera resaltar.

Quizás el ejemplo más extraordinario que se ha podido ver en cuanto a la empatía o benevolencia, viene precisamente de un gigante, de Burger King en Europa. Tan pronto como el Reino Unido, Francia y otros países iban a entrar en la segunda ola, la famosa cadena de hamburguesas instó a sus clientes a pedir comida para llevar de cualquier restaurante, incluso de su propia competencia. Por supuesto, una manifestación tan atrevida generó mucho alboroto, llegando a haber muchos comentarios que indicaban que era una estrategia de marketing. Quizás lo era. Sin embargo, demuestra también la solidaridad con otras marcas de restauración que están viviendo un momento histórico muy difícil.

3. La seguridad es lo primero

Mientras antes éramos recibidos en hoteles o establecimientos turísticos con coloridos cóctels, danzas de bienvenida o un personal muy cordial y cercano, ahora nos reciben con gel para manos y protocolos de seguridad sanitaria.

No sólo es lo que deben hacer los hoteleros, dueños de restaurantes y demás establecimientos turísticos, sino que es lo que los turistas esperan. Los comportamientos y expectativas del turista sin duda han cambiado.

De esta forma, los responsables de marketing de las empresas turísticas, deben mostrar tanto en su contenido escrito como visual, las medidas adoptadas en seguridad para atender las necesidades y expectativas de los clientes, de forma que les ofrezcamos más seguridad y confianza. Ya sea mediante colas separadas por distancia de seguridad, check-in en la habitación, acceso limitado a los ascensores, o capacidad limitada del aforo de restaurantes y terrazas, todas estas medidas tomadas deben ser comunicadas.

Toda esta información debe ser fácil de encontrar en los puntos digitales más importantes: página web, redes sociales, newsletters, Google My Business etc.

4. Condiciones flexibles en las reservas

En 2020, muchos consumidores perdieron el depósito de las reservas de sus viajes o incluso todo el importe debido a las rigurosas e inflexibles tarifas de o restricciones de cancelaciones con las aerolíneas, cadenas hoteleras, compañías de alquiler de coches o líneas de cruceros. Ahora con el 2021 en el horizonte, ¿cómo puede la industria turística recuperar la confianza de los clientes?

Como afirmaron los directivos de Expedia, los turistas ahora buscan condiciones de reservas flexibles, lo cual es aplicable a toda la experiencia de viaje: vuelos, transporte, hoteles, etc

Hay mucha incertidumbre acerca de nuevas olas y brotes. ¿cómo se pueden asegurar las reservas con tranquilidad? Facilitar las condiciones de las reservas ayudaría, así como añadir valor, por ejemplo desayuno gratuito, wifi de alta velocidad, parking etc

5. Instagram es un “must”

En un informe llevado a cabo por Social Bakers, descubrieron que las marcas más importantes, lo están haciendo mucho mejor en Instagram, si se compara con Facebook. Mejor alcance, mejor "engagement", con menos cantidad de posts.

Para las marcas turísticas, Instagram tiene un alto potencial para contar historias, y para trasladar mensajes a sus clientes objetivo. También tienen cada vez más herramientas que pueden ayudar a los destinos, hoteles o restaurantes a ganar más visibilidad.

Las stories son una forma fantástica de interactuar con los turistas antes, durante y después de su viaje. Los reels ganan acceso a los más jóvenes. Las imágenes de carrusel y videos también superan a los post regulares, por no mencionar los anuncios en esta red que quizás no se utilicen tanto como los de Google o Facebook.

Se piensa que 2021 puede ser el año en el que las pequeñas empresas de viajes y hostelería se muevan si aún no lo han hecho a Instagram, y sean más activos en esta red social.

Además de estas 5 tendencias de marketing que deben aplicar las marcas turísticas, Google ha aparecido con esta herramienta Travel Insights, mediante la que proporciona tendencias y conocimientos para los destinos turísticos y los hoteles. Parece que es muy útil a la hora de planificar las próximas campañas de marketing.

Adaptación a los cambios en el sector turístico

La incertidumbre sigue siendo una de las sensaciones que tiene este sector permanentemente, pues las nuevas olas de pandemia aparecen, la vacuna ya está aquí pero no se sabe si será realmente efectiva, los contagios por momentos aumentan, y los gobiernos establecen restricciones y cierran incluso fronteras.

No queda otro remedio que seguir la evolución de los acontecimientos día a día, mes a mes, pero es importante adaptarnos a las tendencias futuras de los viajes antes mencionadas, y en base a eso, aplicar el marketing a las marcas y negocios para estar en la mente del turista, para generar y ganar ingresos de otra forma, en definitiva, para poder ser fuertes y mantenernos ante la situación que nos ha tocado vivir.

 

[/vc_column_text]

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

[/vc_column][/vc_row]