Medidas para fomentar la autonomía

El Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS) del Cabildo de Tenerife atendió a lo largo de 2016 a un millar de personas con problemas de salud para promover su autonomía y calidad de vida, y de esta manera demorar al máximo una situación de futura dependencia.

Esto se lleva a cabo a través de una red de servicios distribuida por toda la isla y se trata de una labor preventiva que repercute no sólo en la calidad de vida del beneficiario, sino también en sus familias, informa en un comunicado el Cabildo tinerfeño.
La directora insular del IASS, Juana María Reyes, explica que con la puesta en marcha de estas prestaciones se da respuesta a la demanda específica de determinados colectivos de personas que presentan alguna disfuncionalidad, cuya atención no tiene cabida en el tipo de recursos actuales.
Se trata de prestaciones de marcado carácter preventivo que favorecen la atención a las personas desde su inicio.
En concreto, esta red de servicios atiende a personas que padecen cáncer, sordera, enfermedad mental, alzhéimer, discapacidad física, discapacidad intelectual, hemofilia, enfermedad renal, párkinson, fibromialgia y fatiga crónica, esclerosis múltiple, enfermedades raras, anorexia y bulimia, autismo, cardiopatía y diabetes.

Atención en Domicilio
El IASS ofrece también un servicio de atención especializada en domicilio para personas con discapacidad por problemas de salud mental, que necesitan de una coordinación de los servicios de atención psiquiátrica y de los servicios sociales.
En concreto este servicio ha prestado un total de 34.414 horas de atención, en el que se atiende a unas 120 personas.
Además los programas del Servicio de Animación el IASS desarrollan actividades dirigidas a las personas mayores dependientes que se encuentran acogidas en los centros de gestión directa, dado que requieren de un conjunto de terapias y actividades que puedan garantizar que mantenga durante más tiempo el conjunto de sus habilidades o recupere las ya perdidas.
Se da cobertura a la mayoría de la población dependiente que se encuentra en estos centros de gestión directa, que son el Hospital de Los Dolores en La Laguna, Residencia de Mayores de Ofra en Santa Cruz de Tenerife y el Hospital de la Santísima Trinidad en Icod de los Vinos.