Facebook contra las noticias falsas

La preocupación de Facebook por erradicar las noticias falsas se ha multiplicado exponencialmente tras la denuncia de la influencia que pudo tener en la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos y han estimulado a la compañía a poner en marcha acciones drásticas.

La principal es el acuerdo al que ha llegado con el portal de periodismo de investigación Correctiv, que se encargará de cotejar las informaciones que se publican en la red social. "Para nosotros es importante que las entradas y las noticias que se publican en Facebook sean fiables", se destaca desde la red social.

Desde la compañía se confía en que la incorporación de la empresa periodística alemana en su lucha contra la propagación de noticias falsas dé el resultado esperado y sirva como referencia para firmar más acuerdos en otros puntos del planeta.

La ofensiva de Zuckerberg
Frenar los bulos en internet se ha convertido en un reto para el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, que, como primera medida de impacto, anunció en diciembre en su perfil personal la instalación de la herramienta que permite advertir mediante una señal que la veracidad de una noticia está en entredicho.

"Tenemos la responsabilidad de garantizar que Facebook tiene el impacto más positivo en el mundo", señaló Zuckerberg entonces. Las noticias que sean etiquetadas con la señal de dudosas tienen menos probabilidades de aparecer en la página de noticias de Facebook y no pueden no podrán ser promocionadas en anuncios en Facebook. "Todavía serás capaz de leer y compartir esa historia, pero ahora tendrás más información sobre si los verificadores creen que es rigurosa", añadió Zuckerberg.

Cambio en el algoritmo
Desde que el pasado año estallara el escándalo de las noticias falsas, Facebook no se ha estado quieto. Ha apoyado campañas de concienciación en Estados Unidos, ha publicado advertencias a través de la propia red social y hasta anunció nuevos cambios en su algoritmo de noticias.

Por una parte añadirán un nuevo método interno para predecir y clasificar en tiempo real cuando los mensajes pueden ser más relevantes para el usuario, y por otro lado ha incorporado nuevas señales para identificar y clasificar mejor el contenido auténtico.