Salvamento Marítimo combate la mancha de gasoil, que deriva hacia el sur

Image

Casco dañado del barco Volcán de Tamasite | EFE/ELVIRA URQUIJO

Dos unidades aéreas y tres buques de Salvamento Marítimo combaten la mancha de gasoil producida tras la colisión del ferry Volcán de Tamasite en Las Palmas de Gran Canaria, que prosigue su deriva hacia el sur. 
En un comunicado Salvamento Marítimo indica que sus unidades realizan inspecciones continuas de la mancha producida por el gasoil derramado al mar, tras la rotura de una tubería en la colisión del ferry Volcán de Tamasite contra el muelle Nelson Mandela de Las Palmas de Gran Canaria. 

Las unidades marítimas suman a su labor de inspección las tareas de dispersión mecánica de la mancha. 

Tanto la inspección visual en zona como los modelos de seguimiento aplicados coinciden en que la mancha deriva hacia el sur. 

Su extensión es de 3 kilómetros de largo por medio de ancho, con una cobertura del 44 por ciento (está dispersada irregularmente en esa extensión de agua, de la que solo el 44 por ciento es mancha). 

Trece pasajeros afectados

Según informó el 1-1-2 Canarias a AtlánticoHoy, no hay ningún menor entre las 13 personas que fueron asistidas a consecuencia de la colisión, 12 de carácter leve y una de carácter moderado. Recibieron asistencia por contusiones y ansiedad. La persona herida de carácter moderada sufrió una contusión dorsal y una cervical. En total, fueron cinco los traslados a centros sanitarios, cuatro al Hospital Santa Catalina y uno al Hospital Insular Materno Infantil.

En las operaciones, intervienen por parte de Salvamento Marítimo: el avión Sasemar 103, el helicóptero Helimer 210, el buque de salvamento Miguel de Cervantes, la guardamar Talía y la salvamar Nunki

A las 23:00 horas de anoche el capitán marítimo de Las Palmas activó el Plan Marítimo Nacional de respuesta ante la contaminación del medio marino, situación 1 (existen del 0 al 3, siendo el 0 la de menor peligrosidad y el 3 la de mayor), desde el principio se movilizaron unidades aéreas y marítimas de Salvamento Marítimo que actualizan la información disponible sobre la mancha y la dispersan mecánicamente.

La rotura de las tuberías de abastecimiento de combustible a buques que se produjo anoche en el puerto de Las Palmas al embestir un ferry contra uno de los muelles provocó una mancha de más de 3 kilómetros de extensión.

Ello obligó a declarar formalmente en emergencia por riesgo de contaminación marina a las ciudades de Las Palmas de Gran Canaria y Telde, en las que residen casi medio millón de personas, en conjunto.

Según informó el Gobierno canario, en un principio, el vertido motivó que se activase el Plan Marítimo Nacional, pero en este momento el nombre nivel de la emergencia se ha rebajado a escala insular y su coordinación corresponde, por lo tanto, al Cabildo de Gran Canaria.

Durante la madrugada se constituyó un comité de seguimiento que ya tomó algunas decisiones, como paralizar la desalinizadora de agua de la capital grancanaria, por precaución, lo que dejó sin suministro al barrio de Jinámar, pero ya ha sido restablecido, según informó el 1-1-2 Canarias.

El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, está siguiendo la situación en contacto con los miembros de ese comité, que volverá a reunirse a lo largo de la mañana.