Nos vamos DeRoulotte ¿Te vienes?

Emocionarse y disfrutar de los sonidos del Jazz en un sitio tan singular como una ebanistería es posible. Las experiencias diferentes son fuentes de emociones y si a eso añadimos que están vinculadas a la cultura es lo mejor que te puede pasar. ¿Dónde? Pues subidos a una imaginaria roulotte conducida por Fátima Bravo. Su mirada es brillante y tiene una sonrisa pegadiza. Su profesión es periodista pero un día decidió dar un giro a su vida. Primero apostó por Laibaján, un proyecto cuyo objetivo es recuperar e impulsar la labor de los artesanos del mundo a través de la comercialización de sus creaciones, con esta organización de eventos culturales. Actualmente vive en Madrid y está inmersa en el máster de Dirección de Proyectos Culturales de La Fábrica. Asegura que está encantada porque le está ayudando a estructurar y hacer más viable su proyecto DeRoulotte. Conocemos en profundidad su historia.
Image

Fátima Bravo junto a una roulotte | ROS VIMA

DeRoulotte es una manera de favorecer la movilidad de distintos espectáculos ya que lo que propongo son paradas culturales en distintas partes del mundo.

 ¿Por qué el nombre  cómo surge este proyecto? 
Porque una roulotte es algo que se engancha como un remolque a un vehículo, y en este caso, el motor que la mueve es la pasión que siempre he tenido por participar en actividades relacionadas con la cultura y el vínculo de admiración y respeto que he establecido desde hace años con distintos creadores e intérpretes. Mi intención es que tanto el público como los artistas y los diferentes agentes que participan en el mundo de la cultura se enganchen a esta roulotte y no se quieran soltar.  

Cuando pensé en poner nombre a este proyecto lo primero que se me vino a la mente fue precisamente la imagen de algo móvil y que pudiera tener recorrido. Así surgió el nombre, imaginándome una roulotte que transportara lo que más me apasiona en este mundo, que es la cultura. Me está dando bastante juego eso de: “hoy nos vamos DeRoulotte a una exposición, mañana a un concierto, etc.” Pensé también en crear un concepto que luego ayudara a la hora de comunicar el proyecto. 

DeRoulotte es una manera de favorecer la movilidad de distintos espectáculos ya que lo que propongo son paradas culturales en distintas partes del mundo, ofreciendo al público contenido que les enriquezca tanto intelectual como emocionalmente. Hace casi un año empecé a compaginar mi trabajo con la organización de eventos culturales. En un principio los planes eran solo para grupos reducidos pero gracias a la buena acogida que tuvieron decidí dar un paso más y ampliar el proyecto. En ese momento también me encontré con una necesidad por parte de los artistas con los que trabajaba, la de ayudarles a difundir y mover sus propios proyectos culturales ya que muchos no encontraban ni el tiempo ni la manera de impulsarlos. 

 Ahora mismo estoy trabajando en la web DeRoulotte donde presentaré una cuidada selección de propuestas culturales singulares y de mucha calidad para ofrecer a diferentes clientes sobre todo a gestores culturales y patrocinadores que quieran apostar por este tipo de contenidos. En esta página también mostraré el catálogo de los artistas que formarán parte de la agencia de talentos que he puesto en marcha a raíz de este proyecto y que responde a esa necesidad con la que me encontré y de la que te hablaba antes. En ese catálogo mostraré esas propuestas culturales menos conocidas pero muy especiales, con ese sello original y diferenciado. Será una web muy visual, clara, atractiva y contemporánea, en la que sobre todo prevalecerán los vídeos. 

Image
Momento de networking DeRoulotte | ROS VIMA

¿Qué “llevas siempre contigo”, en tu DeRoulotte imaginaria, en cada parada y qué las hace diferentes?.
 
A ver como digo esto sin parecer demasiado cursi (risas). Lo que intento llevar en esta roulotte imaginaria son cosas intangibles pero necesarias como magia, sorpresa y emoción. Ah, y también mucha chispa y sentido del humor, esto es algo que caracteriza a los músicos a los que estoy moviendo y que hace que cada experiencia sea difícil de olvidar. Sé que son cosas subjetivas y que a todas las personas no nos apasiona ni emociona lo mismo, es algo muy personal. 
Antes de proponer un espectáculo, vivo en directo cada una de las experiencias que luego pasarán a formar parte de mi catálogo y me quedo siempre con aquello que más me conmueve. La oferta cultural que hay actualmente es amplísima. Y lo que intento ofrecer son experiencias singulares, basadas en lo que me emociona. Me he dado cuenta de que hay un público con el que comparto esta misma sensibilidad. La diferencia por la que me preguntas está precisamente ahí, en este sello tan personal a la hora de realizar la selección.

Siento una gran satisfacción cuando suceden cosas bonitas y la gente disfruta de las experiencias que se van organizando. Algo que me encanta también son los vínculos que se generan entre ellos. Por ejemplo, después de una jam session de jazz y flamenco que organicé hace unos meses surgieron colaboraciones y proyectos posteriores entre los músicos que participaron. Eso es una gozada.  

Image

Instante de la actuación en ebanistería | ROS VIMA

¿Las paradas más especiales vividas hasta hoy?

Uf, muy difícil. Para mí todas han sido especiales, por ejemplo el primer picnic con concierto de flamenco en un parque con el guitarrista y compositor Luis Gallo y el percusionista Guillermo García, más conocido como El Guille, nos enseñaron a tocar las palmas flamencas, muchos no teníamos ni idea. También recuerdo las anécdotas que nos contaron sobre las letras de las canciones que iban interpretando el saxofonista Joshua Díaz y el cantante y guitarrista Ricardo del Val, ¿sabías que la letra de True de Spandau Ballet está repleta de frases extraídas de Lolita, la novela de Nabokov. La jam session en una antigua ebanistería en Carabanchel en la que contamos con grandes maestros del mundo del jazz de nuestro país como Jorge Tejerina, Luis Gallo, José Vera Bello y José María Pedraza, entre otros. También fue muy especial la exposición del artista Alfredo Velasco con objetos en desuso que convirtió en obras de arte (instalaciones, esculturas...) 
La magia que se creó en el concierto del dúo Fetén Fetén, compuesto por Diego Galaz y Jorge Arribas, estos musicazos nos acercaron temas interpretados con instrumentos insólitos como un serrucho, un violín trompeta o una silla de camping que suena como si fuera una flauta. Los dos cines de veranos fueron muy especiales también, uno se celebró en una terraza preciosa rodeada de árboles con vistas al lago de la Casa de Campo en Madrid y otro en una terraza en la Plaza de España en Santa Cruz de Tenerife, con el jardín vertical y el lago de fondo... 
Algo fantástico ha sido contar siempre con grandes profesionales tanto en la parte técnica como en la de contenidos. En lo que respecta al cine he contado con el actor y director Daniel Holguín y con el actor , director y doctor en teatro clásico, Jon Viar; juntos presentaron la película de Lubitsh, Ser o no ser , también he contado con Dailo Barco, doctor en comunicación audiovisual y director y con el técnico de sonido Marco Toledo, que se ocuparon en Tenerife de presentar la película Freaks. Y los picnic siempre tan originales de María Navascues Abad, arquitecta y diseñadora culinaria, que ha ideado para cada ocasión propuestas saludables, ricas y muy originales. 
 
Image
Evento DeRoulotte | IMAGEN CEDIDA

Me gustaría favorecer el intercambio entre países, interrelacionando los recursos y agentes culturales que intervienen en cada uno de ellos
Háblanos de las próximas paradas, ¿te has marcado retos? ¿Cuáles? 
El reto es se produzcan muchas paradas culturales en diferentes partes del mundo, que los artistas estén en continuo movimiento y que puedan consolidar sus carreras profesionales a través de sus propios proyectos culturales. 
 
Es muy importante que los artistas españoles que desarrollan su profesión en nuestro país puedan salir de nuestras fronteras. En ese sentido, me gustaría favorecer el intercambio entre países, interrelacionando los recursos y agentes culturales que intervienen en cada uno de ellos, y que podamos enriquecernos con ese intercambio. Me gustaría que DeRoulotte aportase muchos granitos de arena en la difusión de la cultura española a través de sus diferentes formas de expresión.
 
Los artistas a los que muevo son muy vocacionales, tienen la necesidad de estar en contacto directo con el público y eso es precisamente lo que voy a intentar que ocurra, haré todo lo posible, y lo imposible también (risas). Se pasan horas y horas ensayando o creando y muchas veces no tienen ni el tiempo ni las herramientas necesarias para mover esos proyectos. Con DeRoulotte intentaré que se hagan realidad todos esos sueños, intentando colocarles en los circuitos adecuados.  
Image

Cine de Verano en la Plaza de España de Santa Cruz de Tenerife |MARCO TOLEDO


Al principió creé un grupo cerrado en Facebook, estaba empezando y lo que pretendía era comprobar si los planes culturales que iba organizando realmente interesaban y tenían aceptación, trataba de ir creando cierta expectación

En AtlánticoHoy somos digitales, ¿qué te ha permitido el hecho de crear comunidad de seguidores en las redes sociales? 
Al principió creé un grupo cerrado en Facebook, estaba empezando y lo que pretendía era comprobar si los planes culturales que iba organizando realmente interesaban y tenían aceptación, trataba de ir creando cierta expectación. Y comprobé que sí, que la gente estaba abierta a participar en este tipo de actividades y que había un público que demandaba ofertas culturales curiosas, con ese punto de magia y originalidad en la propuesta. 
Creo que fue un acierto empezar de esa manera, tomando el pulso a la audiencia. Las redes sociales son una herramienta muy eficaz para dar a conocer diferentes tipos de proyectos , y son muy útiles para precisamente eso, saber qué es lo que realmente interesa a la gente. Dialogar con tu público y hacerle partícipe de tu iniciativa es muy importante. Ahora, como ya comenté, está a punto de salir la web y ese grupo cerrado de Facebook, pasará a ser una página de empresa. DeRoulotte estará muy presente en redes sociales como Youtube, Facebook, Instagram o Twitter. Soy muy consciente de que una buena estrategia de comunicación en redes es fundamental.  
Image

En la imagen Fátima Bravo | ROS VIMA