2020, el año del control de los datos y de la inteligencia artificial

La inteligencia artificial y la ciencia de datos se adentran en todos los ámbitos de nuestra vida. El poder político y económico no se concebirán sin el control y el desarrollo de tecnologías; la salud estará marcada por la aplicación de la inteligencia artificial en el ámbito de la medicina; el consumo o los movimientos sociales contra gobiernos, leyes o injusticias económicas se regirán -ya lo hacen- por el control de los datos… 2020 vendrá determinado por la tecnología y el uso de la información y por cómo ambos aspectos influirán en cada sector, área o pequeño aspecto de nuestro día a día.
Los expertos de la UOC (Universitat Oberta de Catalunya) se preguntan en este sentido si China conseguirá arrebatar a Estados Unidos la hegemonía económica y tecnológica mundial; si el aprendizaje online (e-learning) liderará el mercado formativo universitario, cuyo crecimiento en 2019 augura una explosión de negocio en 2020; si la robótica permitirá realizar operaciones quirúrgicas a distancia; las redes sociales favorecerán la organización de las personas para emprender luchas sociales a gran escala; si esta misma tecnología se convertirá en aliada de los poderes fácticos para censurar y coartar las libertades de los ciudadanos; o si veremos despegar el próximo año la inteligencia artificial emocional. Los expertos de la UOC responden.

Estrategia nacional en inteligencia artificial

Josep Curto, director del máster de Inteligencia de Negocio y Big Data Analytics de la UOC, cree que “la inteligencia artificial está llamada a transformar profundamente la sociedad” y ser un pilar en múltiples sectores, por lo que lo normal sería diseñar una estrategia a nivel nacional y convertirla en una tecnología transversal. De hecho “los Emiratos Árabes Unidos se han convertido en el primer país del mundo en nombrar a un ministro de Inteligencia artificial”.

Internet, cada vez menos libre

Hace ya diez años, durante la Primavera árabe, asistimos a la capacidad de las redes sociales para organizar revueltas sociales. Este año el mundo también ha visto cómo las revueltas de Chile, Irán, Hong Kong, Líbano, Bolivia o Cataluña han pasado de la pantalla de un móvil o un ordenador a las calles, traduciéndose en manifestaciones de todo tipo.
¿Qué ha cambiado en esta última década? Que la misma tecnología que ha proporcionado un abanico de posibilidades casi ilimitadas a la organización y la propagación de distintos movimientos sociales, también se ha convertido en una herramienta para la censura. La oleada de protestas parece haber provocado que esa censura esté cada vez más presente en todo el mundo.

El boom de la enseñanza online

El nacimiento de nuevas instituciones educativas digitales y la conversión de otras en centros híbridos donde se ejerce la docencia de forma presencial y a través de la red, hace presagiar que 2020 será el año de la consolidación del e-learning, un sector cuya facturación se sitúa en torno a los 68.800 millones de dólares a escala mundial.

David Bañeres, profesor de los estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación, avanza las novedades que harán más fácil la vida del estudiante: éste será el año del tutor inteligente, de los recursos personalizados para el aprendizaje autónomo del estudiante, de los sistemas antiplagio y de los métodos que detectan cuándo un alumno corre el riesgo de suspender o abandonar.

Crecimiento económico: un poco de optimismo

Comienza 2020 sin la previsión de una recesión económica, sin el disparador de un grave desorden económico o financiero o una severa crisis de confianza, explica Josep Lladós, profesor de los estudios de Economía y Empresa y experto en economía internacional y política económica.

Pero, advierte, “el entorno actual es incierto porque hay que gobernar una realidad compleja y cambiante que exigiría una mayor coordinación”. El profesor analiza las consecuencias del Brexit, las políticas económicas que se imponen desde Estados Unidos, el “delirio” proteccionista, las alianzas energéticas con Rusia o la capacidad globalizadora de China.

China, la potencia que desafía a Estados Unidos

China ha asumido un papel protagonista en los últimos años en términos globales. David Martínez-Robles, profesor de los Estudios de Artes y Humanidades, explica cómo ha pasado de ser un país emergente con un modelo económico basado en la exportación de manufacturas baratas, a convertirse en una potencia que destaca por la innovación y desafía la hegemonía política y económica que hasta ahora había sido monopolio de Estados Unidos.

La próxima década verá la consolidación de un modelo chino que está redefiniendo los equilibrios territoriales y políticos y pretende asegurar su acceso a unos recursos que permitirán la homologación de su población a unos estándares de vida cada vez más cercanos a los de los países occidentales, a pesar de seguir un camino político muy distinto.

La contaminación y el aumento del cáncer

El año 2019 finaliza con una Cumbre del Cambio Climático en Madrid con pocos compromisos políticos o avances efectivos. Sin embargo la contaminación, que tanto influye en este cambio, también afecta a otros ámbitos como el de la salud. Precisamente la prevención de las enfermedades será una de las tendencias de 2020, según explica Ramon Gomis, endocrinólogo y director de los estudios de Ciencias de la Salud de la UOC.

En este sentido, advierte, “si el medioambiente está contaminado, los casos de cáncer se dispararán y también crecerán las enfermedades relacionadas con la inmunidad, como la esclerosis múltiple o la diabetes tipo 1”. Ramon Gomis reflexiona también sobre el genoma y la personalización de los tratamientos, la aplicación de la inteligencia artificial o lo nefasta que resulta la medicina de internet.