20 años de acampada murguera

Este viernes se disputa la esperada -cada año- final de murgas adultas del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife. Un concurso muy pasional y que para muchos es una pasión “de toda la vida”.

Es el caso de Iluminada, una incondicional de la murga Diablos Locos, pero simpatizante de todas, ya que lleva “más de 20 años” asistiendo a la final de forma consecutiva. Y como no podía ser de otra manera, ya tiene su buena localidad asegurada para la de 2019 gracias a que ya acampa en las puertas del recinto Ferial de Tenerife, junto a otros compañeros y “Mari, que lleva desde el lunes”, pero que en esta ocasión se han rotado para que nadie les quite la ‘pole position’

Para Iluminada, que compró el bono para el concurso completo, compartir esta semana junto a todos los que comparten su pasión cada año •es lo más, es algo muy grande”. Tal es así, que se consideran “una familia” y, parafraseando la frase del director de Los Bambones, ‘Primi’, cada uno es de la murga que quiera.

“Nos gustan todas y hay que disfrutar de la final”, comenta Iluminada abrigada con la sudadera de los ‘diablos’ mientras hace guardia junto a la caseta de campaña y las sillas que le rodean esperando un cambio de turno o nueva compañía.

“Todos nos llevamos bien y es muy bonito. Se tiene que llevar en la sangre y gustarte, si no, no lo haces”, sentencia quien en 24 horas no faltará a su cita de San Valentín con su amor, la final de murgas adultas.