"Es imposible gestionar temas sociales en una época tan dura y lograr desconectar al llegar a casa"

La nueva consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, Cristina Valido, ha asumido la responsabilidad al frente de la Consejería desde una premisa básica: "trabajar para, por y con las personas que más lo necesitan". Su amplia formación y su experiencia dentro del área de Asuntos Sociales en el Cabildo de Tenerife, del que fue vicepresidenta, además de haber sido presidenta del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), la avalan para un cargo "duro, que no te permite desconectar de lo que has visto y vivido al llegar a casa". 


Image

Cristina Valido | CEDIDA


-Sus responsabilidades en áreas tan sensibles exigen el contacto diario con el sufrimiento y las necesidades de muchos canarios, lo que requiere una gran implicación. ¿Es dura para usted esta responsabilidad?
"
Es muy, muy difícil. Un trabajo muy duro que tiene detrás personas que acuden a ti para prestarles ayuda. Trabajamos para, por y con las personas que más lo necesitan".

-¿Llega a desconectar en algún momento tras conocer y gestionar tantos casos descorazonadores?
“Tienes que tener el corazón de hormigón para poder desconectar y olvidarte de las historias, las tragedias que te cuentan las personas, los problemas que a diario hay que resolver para tender a personas en situación de vulnerabilidad. Son retos enormes los que esta crisis nos ha lanzado esta última década, desplazando a mucha gente del mercado laboral, con pocas oportunidades para poder recuperar esa estabilidad de trabajo y de vida a la que todo el mundo tiene derecho. Es imposible. No creo que ni yo ni nadie a quien le toque gestionar temas sociales en una época tan dura pueda desconectar y olvidarse al llegar a casa”.

-¿Qué área  le está afectando más personalmente?
"Es imposible elegir un área, un sector, un perfil de ciudadano. Normalmente son problemas muy importantes los que tenemos que resolver y no siempre tenemos la solución en nuestras manos. En ocasiones, ni siquiera depende de nosotros, pero es a nosotros a quienes las personas acuden. Por lo menos, debemos ayudarles a buscar una salida. Cada persona requiere de una atención individual, porque soluciones iguales para personas diferentes no hay. Al final tienes que ponerte en la piel de cada uno y ver de qué manera puedes ayudar".


"Soluciones iguales para personas diferentes no hay. Tienes que ponerte en la piel de cada una y ver de qué manera puedes ayudar"

-Tiene casi 15 años de experiencia en su área. ¿Cree que ese largo camino recorrido, ese conocimiento previo de la realidad social le hará trabajar de forma diferente a sus predecesores?
"Creo que todos tenemos una forma diferente de trabajar y abordamos los temas de distinta manera. Los problemas que tengo planteados son los mismos que tenían mis antecesores, pero quizás yo pueda valorar un problema como importante que no fue visto de la misma manera con anterioridad. Cuando estás gestionando tienes que priorizar los asuntos. Ahí será donde mayoritariamente estén las diferencias. Acabo de llegar y estamos cogiendo en tiempo récord el timón del barco para llevarlo a buen puerto, y en esa travesía implica un gran esfuerzo de gestión, de organización. Pero yo tengo el bagaje de años de gestión de políticas públicas, lo que siempre ayuda".

-¿Cuál es el gran reto que se ha autoexigido?

"Soy muy exigente y tengo un nivel de autocrítica enorme. Me exijo mucho porque todavía hay muchas cosas por resolver. Estoy en un momento en el que todo es muy importante y estoy viendo cómo me multiplico para poder meterme a fondo en cada cosa. Me preocupa todo, especialmente la dependencia, la discapicidad y la lista de espera para certificarla, la infancia y los recursos que tenemos para resolver sus problemas, al igual que los de los adolescentes hoy. Otra de las materias que más me preocupan es poder facilitar vivendas para quienes no tienen recursos para tenerlas y, por supuesto, el empleo".

-Un tema difícil también el del empleo.
"Sin duda alguna. El empleo es la llave para que una persona, sin necesidad de acudir a la Administración, pueda ser autosuficiente e independiente y, en definitiva, ser libre. Pero igual que no me olvido de los desempleados, no me puedo olvidar tampoco de cómo me he encontrado al colectivo de familias numerosas, pues ahora mismo estamos consiguiendo resolver un poco tantos meses de retrasos, ni de los autónomos, a los que ya hemos empezado a pagar deudas pendientes. Como ves son temas todos tan importantes que es muy difícil decir cuál me preocupa más".


"Me tocará pelearme con uñas y dientes por  más recursos económicos y por la posibilidad de poder contratar a los trabajadores que necesitamos en puestos claves"

-¿Cómo luchar contra la falta de personal y de financiación para poder dar respuesta a tanta necesidad pese a tantas limitaciones?
"Son muchas las cosas en las que tenemos que trabajar porque, detrás de todo eso, no solo es una cuestión de conseguir dinero. Hay que acertar en la forma en la que lo gestionamos y en cómo organizamos los servicios con el poco personal que tenemos. Todo eso exige un esfuerzo importante. Al final podemos ser igual de ineficaces si no sabemos gestionar los fondos o no organizamos bien nuestras estructuras organizativas ni el personal. Es muy difícil, nuestra angustia diaria. ¿Cómo responder a la gran demanda que tenemos? En los últimos años, la Administración Pública ha perdido muchísimos recursos humanos y, hasta que no se pongan en marcha las convocatorias que puedan reponer todos esos efectivos, tanto la Administración Local como Autonómica y Estatal tienen carencias importantes de personal en puestos clave para tramitar, atender y valorar".

-¿En qué materias son más necesarios?

"Ahora mismo acabamos de aprobar un plan de choque para sacar personal para temas muy claves como las dependencias, las familias numerosas o las oficinas de atención, pero nos estamos planteando un nuevo plan de choque porque tenemos también que dar un impulso a la lista de espera de reconocimiento de discapacidad. Me tocará pelearme con uñas y dientes por recursos económicos y la posibilidad de poder contratar a los trabajadores sin los que no podemos atender a las personas. Necesitamos personas que atiendan a las personas y para eso vamos a necesitar impulsar otras estrategias de choque para incorporar personal a los servicios."

"Necesitamos personas que atiendan a las personas y para eso vamos a necesitar impulsar otras estrategias de choque para incorporar personal a los servicios"

-Las listas de espera se siguen incrementado y la situación es más que preocupante ¿Vamos en el camino correcto con la Ley de Dependencia?
"La lista de espera seguirá incrementándose porque el envejecimiento de nuestra tierra es enorme. Estamos entrando en una fase en la que, de aquí a 2019, tendremos 60.000 personas más mayores de 65 años. Es un problema que ya tienen otras comunidades que envejecieron antes que la nuestra y otras que tenían una población más joven están ahora en nuestra situación".

-¿Qué plantea entonces?
"Ahora mismo se está produciendo una revisión del sistema de dependencia en todo el Estado porque hay que plantearse las medidas para que esto sea sostenible. Se han generado muchas expectativas pero hacen falta muchos más recursos económicos para poder cumplir, además de personal. Pero por más recursos que se pongan, en los próximos años la pirámide demográfica que tenemos nos hará ir siempre por detrás de las personas que se nos van a incorporar al sistema. La dependencia en el estado español está en una encrucijada. Desde luego, con los recursos que hay en la actualidad, habrá comunidades autónomas con menos lista de espera, que atiendan a más gente, pero dependerá también de cómo se financien esas comunidades. Desde luego, la nuestra está a la cola en financiación del Estado en general y eso nos coloca en una situación tremendamente difícil. Espero que en la revisión que se está realizando se pongan los datos y las verdaderas perspectivas sobre la mesa, y se enfrenten con valentía a las decisiones que haya que tomar porque, si no, al final, lo que vamos a tener es una ley que responde a un porcentaje muy pequeño de personas dependientes".


"Al final, lo que vamos a tener es una ley que responde a un porcentaje muy pequeño de personas dependientes"

"Creo que tenemos muchas cosas que mejorar y hacer, pero todo ello vinculado directamente a la financiación de la comunidad. Estar separados por mar nos obliga a multiplicar servicios que en territorio continental están más alejados. Vivir aquí es caro, sobre todo para los que no viven en islas capitalinas, con el coste de la doble insularidad. Tenemos que multiplicar los recursos con una financiación en materia sanitaria escasa, donde recibimos millones de turistas cada año que también hacen uso de nuestra sanidad, lo que nos coloca en una situación difícil". 

Image

Mejorar las listas de dependencia es uno de sus retos | IMAGEN DE LA RED

La dependencia, asunto clave

Cristina Valido se reunió el pasado viernes con el Diputado del Común, Jerónimo Saavedra, tras su petición, en comisión parlamentaria, de cambios legales para reformar la complicada estructura administrativa canaria, con competencias autonómicas, insulares y locales, que se traduce, a su juicio, en pérdidas de fondos para la dependencia.

Como respuesta, una de las primeras medidas acordadas será la configuración de una mesa de trabajo para definir, de forma inmediata, los próximos pasos para ordenar el sistema de dependencia en Canarias. La situación lo requiere. 

Cristina Valido calcula que habrá más de 100.000 dependientes en Canarias hacia el año 2030. Ahora mismo, la consejera regional concentra buena parte de sus fuerzas en reducir las listas con un presupuesto muy limitado para tal objetivo, a pesar de que el mismo haya aumentado. Así, en 2016, el presupuesto total fue de algo más de 140 millones frente a los 92 millones de la época en la que Inés Rojas era la responsable. 

A principios de año, Canarias había perdido unos 300 beneficiarios en el sistema de dependencia por causas como su fallecimiento o la finalización del primer plan de choque para reducir las listas de espera, aunque en marzo las altas han protagonizado un ligero aumento. 

Asimismo, durante el pasado mes de marzo, Valido llevó a la Comisión de Bienestar Social de la Federación Canaria de Islas (Fecai) los convenios en materia de atención a la población en situación de Dependencia con el objetivo de que fuesen analizados y aprobados en el menor tiempo posible. Así, cumplió con su compromiso de entregar el borrador de convenio a cada una de las islas en el primer trimestre del año.