¿Sabes qué es un fotomatón cósmico?

El Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) en su aspiración por ampliar su galería de imágenes astronómicas con fines divulgativos cuenta con uno de los instrumentos más innovadores que existen en el campo de la fotografía astronómica, el “Fotomatón Cósmico”, un astrógrafo remoto que está funcionando a pleno rendimiento desde enero en el Observatorio del Teide (Tenerife) y forma parte del proyecto “NIEPCE: del negativo al positivo”.

Con él se obtienen imágenes astronómicas de gran campo y profundidad que permitirán desarrollar proyectos para distintos tipos de público a partir de este año, como la exposición didáctica itinerante “100 lunas cuadradas”, diseñada para llegar a los centros escolares en octubre. Asimismo, servirá para formar al profesorado de centros educativos, centros culturales y museos, y se realizará el concurso “Mándanos tu trozo del cielo” con astrónomos aficionados.

El proyecto “NIEPCE: del negativo al positivo” pretende rendir homenaje a la fotografía por haber permitido multiplicar los datos obtenidos con los telescopios en el 200 cumpleaños de las primeras imágenes fotográficas en negativo de la historia. Precisamente fue el inventor francés Joseph Nicéphore Niépce quien obtuvo el primer negativo en 1816 y el primer positivo en 1818, de ahí el título y la duración de tres años que tiene este proyecto.

La primera imagen captada por el “Fotomatón Cósmico” que también sirvió para inaugurar la cuenta del IAC en instagram es de Andrómeda, una de las tres galaxias espirales más grandes del Grupo Local, nuestro vecindario galáctico. Cubre una región del cielo equivalente a siete lunas puestas una tras otra, aunque no es perceptible con nuestros ojos.

Sin embargo, a pesar de ser el objeto más lejano del cosmos que podemos ver a simple vista desde lugares especialmente oscuros, como los cielos de los observatorios de Canarias, esta distancia solo representa un 0,02% del universo observable con telescopios e instrumentación avanzada.