Las 10 herramientas digitales que te harán crecer 2

Las 10 herramientas digitales que te harán crecer (Capítulo 2/10)

En mi último post hablaba del posicionamiento orgánico, natural o- como es más conocido- el SEO. En el Capítulo II de esas 10 herramientas digitales que van a hacerte crecer, voy a hablar del SEM. Este acrónimo significa Search Engine Marketing, y se resume en “pagar por aparecer”. Pero voy a desarrollar esto un poco más. Hace algunos años, si sabías o no de SEM era la pregunta de moda en los procesos de selección de marketing. Recuerdo hacer varias entrevistas para empresas cuya relación con el marketing digital era poco más que utópica, y planteaban esta cuestión como la nota de corte de la Selectividad. Si no sabías hacerlo, estabas fuera. Y tenía cierto sentido porque todo se buscaba (más o menos como ahora) en Google. La diferencia es que antes había que estar en Google sí o sí. Ahora, para según quien, es poco más que irrelevante.
Con la eclosión de la publicidad social, el perfeccionamiento de la red display, y la irrupción de otras técnicas como la compra programática, Adwords- aunque importante- ya no es tan determinante como era. Insisto: depende de para quién. Supongamos que tengo una clínica estética localizada en un punto geográfico concreto. Para mi negocio, una campaña de Adwords no debe ser mi principal soporte. ¿Por qué? Simplemente porque lo natural es que mi clientela sea gente de la zona. Ahora bien, supongamos que consigo la distribución exclusiva de una marca concreta y muy solicitada. Aquí la cosa cambia, porque hacer una campaña en Adwords sí puede traerme clientes nuevos, pero en ese caso tendré que posicionar esos productos y no mis servicios. La venta cruzada ya la haré en el punto de venta.
Pero, ¿qué es Adwords? 
Muchos teóricos de Digital Marketing comienzan a decir algo que hasta hace poco era un sacrilegio, Adwords empieza a quedarse atrás. En mi opinión, e insisto una vez más: depende de para quién. Hacer una campaña de Adwords no es más que pagar por aparecer en unos términos de búsqueda concretos. Pero con una peculiaridad: el sistema de compra es mediante pujas. ¿Cómo?!! Pues eso, tú decides con cuánto quieres ir para adelantarte a la competencia.
A través de la herramienta de Google, podemos seleccionar estos términos, poner una fecha de campaña, y un presupuesto límite. Esto último es muy importante ya que el control del gasto es absoluto. Pero Google nos lo pone todavía más fácil permitiéndonos establecer una campaña de manera automática. ERROR!!! Si pones el piloto automático, te quedas con las sobras.
Una buena campaña se compone de análisis de tendencias de búsqueda (qué palabras están más demandadas), una selección cuidadosa de esos términos que realmente nos interesan. En ArtefactoDigital siempre hacemos seguimiento de lo que paga la competencia de nuestros clientes para subir y/o bajar cuando nos interese. Y un seguimiento continuo y optimización de la campaña para que nuestro dinero cunda más. Así que, a riesgo de repetirme, vuelvo a decirte que te pongas en manos de profesionales para ello. Porque te ayudarán a llegar más lejos. ¿Has probado a buscar Duomos Pizza en Google a las horas de comer? Mira cuál es el primer resultado que te devuelve el buscador. Eso es comprar términos con inteligencia.
Hablemos de Display
Porque su crecimiento está siendo muy importante en los últimos años. La red display de Google se ha seguido perfeccionando para ofrecer a los anunciantes la posibilidad de estar en grandes soportes por muy poco dinero.
Al igual que Adwords, funciona por pujas y la inversión se controla completamente por el anunciante. En este caso podemos buscar por intereses (deportes, información, viajes, etc.), y por localización (España, UK, etc.). 
Lo positivo de estas campañas es que podemos conseguir un alcance muy amplio con un coste relativamente bajo. Lo peor, es que no podemos segmentar por target (como sí permiten las redes sociales), sino por intereses y ubicación (que no es poco). Por lo que pagamos por afinidades que esperamos que se traduzcan en una determinada acción.
Por ello, es importante hacer seguimiento y analizar los datos:
  • Alcance – Número de impresiones de nuestro anuncio.
  • Interacciones – Cuantas veces se ha hecho click en él.
  • CTR – Ratio de interacciones/alcance
  • CPC – Coste por clic
  • CPA – Coste por acción (si dirigimos a una página de venta)
Como ves, no es tarea fácil. Si intentas hacerlo por tu cuenta, mis mejores deseos (sin ironía, con cariño). En el proceso ensayo error perderás dinero, pero acabarás aprendiendo. Si confías en profesionales, verás que a la larga el dinero invertido es más útil y genera más retorno que, al fin y al cabo, es el motivo por el que hacemos publicidad.